Balance de la Temporada de Clásicas de pavé 2015 – Ciclismo Internacional

Balance de la Temporada de Clásicas de pavé 2015

Por @pmpalermo

La París Roubaix ya es parte del palmarés de John Degenkolb y la temporada de clásicas adoquinadas es historia, por eso, antes del comienzo de los muros en las Ardenas, es conveniente hacer un repaso y posterior análisis de lo sucedido en la primavera ciclista.rvv

*Etixx extrañó a Boonen: el conjunto belga firmó una campaña de clásicas fantástica en la que, a diferencia de otros años, les faltó rematar, ya que apenas festejaron tres veces y no precisamente en las citas relevantes puesto que Cavendish y Lampaert se alzaron con la Kuurne Bruxelles Kuurne y con un parcial y la general de Driedaagse van west Vlaanderen. Pero luego se quedaron con las manos vacías debido a fallos estratégicos como sucedió en Omloop donde Terpstra fue 2°.

El resultado se repitió en E3 Harelbeke y París Roubaix (Stybar), Gent Wevelgem y Tour de Flandes (Terpstra), logros que para cualquier otra escuadra serían fantásticos, pero para los de Lefevere es poco, si se considera que estaban acostumbrados a hegemonizar los adoquines con Boonen.

¿Por qué lo extrañaron?porque si bien el de Mol ya no es el de sus mejores años, sigue siendo peligroso y capaz de resolver, motivo por el que se había convertido en una pieza táctica interesante, que se despidió pronto esta campaña debido a las lesiones sufridas en su hombro cuando besó el suelo en París Niza.

*Kristoff, el nuevo patrón del pavé: ya hablamos del noruego como el próximo clasicómano dominante del pelotón, y eso fue en base de esta temporada de pavé. A modo de resumen, la peor clasificación de Kristoff fue 11° en Omloop, cuando todavía no estaba a tope, según indicó luego de San Remo (fue 2° allí). Posteriormente vivió la semana de su vida con tres parciales y la general en 3 días de la Panne, Tour de Flandes y Scheldeprijs, sin olvidar que acabó 2° en Kuurne, 4° en Harelbeke, 9° en Gent y 10° en Roubaix.

Evidentemente el de Katusha cambió su mentalidad, dio un paso adelante en su forma y aprovechó las bajas de Cancellara y Boonen para finiquitar las oportunidades presentadas, convirtiéndose en el hombre a vencer en territorio belga, donde su equipo (sobre todo Paolini) se desenvolvió magistralmente para contenerlo.

*Degenkolb, el especialista: poco pero bueno. Ese podría ser el argumento del alemán si tuviera que explicar su temporada de pavé, a la que llegó con el envión anímico de haber obtenido su primer Monumento en San Remo. El talentoso y veloz hombre de Giant se reveló como un especialista en objetivos y así clasificó 7° en Flandes y, como no, brillante campeón en el Infierno del Norte.

Degenkolb reservó la pólvora y no gastó fuerzas en competencias donde sabía que no podría ganar o de menor importancia, llegando pletórico a los Monumentos. Pero además, sabedor del temor de sus oponentes por llevarlo a rueda, se anticipó en Roubaix con un genial ataque que nadie esperaba y le valió la posibilidad de embalar en un grupo reducido, como él quería.

Probablemente, junto a Kristoff, el mejor corredor de la temporada adoquinada, donde confirmó lo que avisó en 2014, cuando fue 2° en el mítico velódromo encabezando el grupo que llegó tras Terpstra.

*Sagan, otra campaña desperdiciada: contratado por una suma multimillonaria, el eslovaco decepcionó a sus patrones en Tinkoff puesto que no logró, ni siquiera, subir al podio en el pavé. El virtuoso Sagan, todavía joven y con mucho por recorrer, sigue sin celebrar en los Monumentos, la gran deuda pendiente de su trayectoria y una obsesión creciente que amenaza con volverse en su contra.

El carismático Peter fue 4° San Remo, y todo hacía presagiar que sería su año en los adoquines, pero al igual que en Strade Bianche, fue humillado en E3 Harelbeke, cuando Thomas lo dejó clavado. La historia no varió mucho y el de Tinkoff pareció crecer en su condición, alcanzando un 4° lugar en Flandes, aunque eso fue todo.

Y no lo decimos despectivamente, medio pelotón quisiera obtener esos resultados, pero con un sueldo de cuatro millones de euros al año, más de 60 victorias en el currículum y un perfil muy alto, el siguiente reto de Sagan en su carrera son los tres Monumentos que se adecuan a él, y éstos lo siguen esquivando.

Podrá ganar etapas y un nuevo maillot verde del Tour, sin embargo, la cabeza de Sagan ya piensa en 2016 cuando, con 26 años, intente un nuevo asalto a las clásicas. Hasta entonces, el fantasma del fracaso merodeará su figura.

*Van Avermaet, sólo el remate: el belga de BMC completó una buena primavera, en la que hizo caso omiso a las cuestiones extra deportivas, más precisamente, a la investigación que, teóricamente, lo vincula con el Dr Ozono.

Su 2° puesto en Strade Bianche, seguido de una victoria genial en Tirreno, le dieron mucha confianza para los adoquines, pero una caída en E3 lo lastró temporalmente y pasó inadvertido en Gent Wevelgem. Una vez recuperado, explotó con dos podios en los Monumentos restantes, y así finalizó su periplo primaveral con sendos 3° puestos en Flandes y Roubaix.

En ésta última, se lanzó en el momento oportuno junto a Lampaert y se ganó a pulso la oportunidad de estar en la pelea por el título, aunque poco pudo hacer frente a la velocidad de Degenkolb. En De Ronde, seleccionó el grupo en el Paterberg pero luego no respondió al ataque de Kristoff. Sin embargo, demostró buenas piernas cuando salió con Sagan a cazar y cruzó la llegada a siete segundos del dúo puntero tras dejar clavado al eslovaco a metros del cierre.

Más o menos acertado estratégicamente, Van Avermaet concluyó las clásicas con un buen sabor de boca, pero también lo hizo en los años precedentes sin ganar, evidencia de su regularidad y, al mismo tiempo, de la falta de definición que tantas veces se le criticó.

*Stybar y Terpstra, las caras visibles de Etixx: Trentin, Vandenbergh, Lampaert o Keisse, todos aportaron lo suyo para el equipo belga, pero fueron Terpstra y Stybar los que se llevaron el reconocimiento público tras obtener, entre ambos, cinco 2° puestos, incluidos Flandes y Roubaix.

Criticados por algunos fallos tácticos (que existieron), también merecen una felicitación porque estuvieron siempre en la pelea por la victoria que, a diferencia de temporadas precedentes, no llegó para los de Lefevere, puesto que extrañaron un “matador” que finiquitara el trabajo con un sprint.

Tal vez deban mejorar las estrategias y buscar alternativas, porque cayeron siempre en lo mismo y, finalmente, los contrincantes encontraron el modo de superarlos. Ya en Roubaix, si bien Stybar logró ser 2°, no pudieron seleccionar del todo el pelotón y se dejaron atacar por Degenkolb, cuando debió ser al revés.

De todos modos, eso puede ser material de deleite para los detractores de Etixx, porque en esta redacción nos quedamos con sus podios en todas las clásicas y el enorme protagonismo en carrera.

*Geraint Thomas se queda sin combustible: el galés fue una de las estrellas del arranque de campaña, volando en Volta ao Algarve y París Niza y realizando exhibiciones de todo tipo en cronos y montañas, para alzarse con la exigente E3 Harelbeke.

Pero los recitales brindados en Portugal y Francia se hicieron sentir, y el de Sky lo pagó en los dos Monumentos que cerraron la temporada de adoquines. Antes, protagonizó un ataque genial en el cierre de San Remo, consiguió la citada diana en E3 y fue 3° en Gent Wevelgem, pero en el tramo crucial se hundió.

En De Ronde tuvo algún resto de energías para tratar de responder el intento de Kristoff y Terpstra con un ataque en el Kwaremont, pero no lo logró, y desde entonces desapareció, sufriendo en el Infierno del Norte donde no llegó a meta.

Excelente temporada para Thomas que, si aspira a ganar un Monumento de los que están a su alcance, deberá retrasar su forma un poco y resignar opciones en Algarve o París Niza para no derrochar fuerzas.

*Stannard, la Omloop y a trabajar: como indica el título, el inglés regresó por sus fueros luego de un 2014 marcado por una lesión tras haber obtenido, justamente, la Omloop het Nieuwsblad. Ya en 2015, repitió en la mencionada carrera, pero luego de eso no volvió a aparecer, y sólo se lo vio trabajando para Thomas.

Lejos de ser una crítica, es loable que un pedalista de su envergadura sacrifique opciones para un compañero, pero en gran medida se debió a que no tuvo las piernas para más. Quedará para el análisis interno de Sky la utilidad de gastar un arma del calibre del inglés en vez de imitar al Etixx y jugar a dos puntas.

O tal vez Stannard no tenga para más que lo mostrado y sea un gregario de lujo con la capacidad de regalarse algún festejo de vez en cuando. Lo concreto es que con la salida de Wiggins, Brailsford deberá decidir si asciende al esforzado Ian o apuesta por Rowe.

*Los infortunios de Trek: catastrófica primavera para el equipo de Guercilena y Demol, que perdió a su principal estandarte de cara a los adoquines y el hombre a vencer en Flandes y Roubaix. El conjunto de negro, sólido para respaldar un líder de esa envergadura, quedó casi huérfano con la lamentable lesión de Spartacus en E3 y, de allí en más hicieron lo que pudieron.

Con un antiguo vencedor de Flandes como Devolder, las cosas parecían encaminarse, pero poco duró la alegría de éste, que apenas fue 13° en De Ronde y se vio forzado al abandono en Roubaix luego de una caída. Con esto en perspectiva, hay que resaltar la tarea del suizo Gregory Rast, fiel gregario de Cancellara que gastó sus energías en fugas y terminó siendo el mejor de Trek, por llamarlo de algún modo, puesto que acabó 20° en el Infierno del Norte.

Pero de lo malo siempre se rescata algo bueno, y el conjunto yankee cayó en la cuenta de que, sin  Cancellara, no son nada en el pavé y deberán reforzarse en consecuencia, puesto que todo su personal para dicho terreno consiste en veteranos gregarios sin la capacidad de obtener resultados, que tampoco se le pueden exigir a los noveles Stuyven o Van Poppel. Primavera para el olvido en Trek.

*Benoot y Lampaert, las nuevas caras del ciclismo belga: las caras nuevas siempre son bienvenidas, y en este caso, más aún, puesto que los grandes especialistas en el adoquín están en plenitud o comienzan a envejecer.

El de Lotto es una futura estrella y, de hecho, te lo presentamos a fin de 2014 como uno de los corredores a seguir esta temporada. Sin ser jefe de filas y trabajando para sus compañeros, el brillante pedalista de 21 años cosechó resultados magníficos, al alcance de unos pocos en todo el pelotón: 4° en Le Samyn, 3° en Handzame Classic, 6° en Dwars Door Vlaanderen, 18° en E3 Harelbeke  y 5° en Tour de Flandes, sin olvidar que pinchaduras y problemas mecánicos lo dejaron fuera de combate en Roubaix.

Con una temporada más de experiencia y los lauros alcanzados, no será extraño que en Lotto le den galones en breve, pero desde esta redacción estamos en condiciones de afirmar que Benoot tiene un Monumento en sus piernas y no pasará mucho tiempo hasta que salga en el titular de la prensa especializada mundial.

Por su parte, Lampaert fue 5° en Le Samyn, campeón en Driedaagse van west Vlaanderen, 9° en 3 días de la Panne y, principalmente, 7° en Roubaix, donde acudió a sumar experiencia y terminó con enorme protagonismo en el tramo decisivo al atacar junto a Van Avermaet.

Lampaert deberá seguir vaciándose por sus compañeros, pero con 24 años y el pavé en el ADN, ya dio sobradas muestras de que puede ser una carta importante para Etixx en un futuro no muy lejano.

*La segunda juventud de Martin Elmiger: con 36 años, el suizo de IAM se destapó con los mejores resultados de su trayectoria tras ser 10° en Flandes y 5° en Roubaix en medio de todas las estrellas y sin que nadie lo tuviera en cuenta.

Si bien no hizo mucho más, Elmiger se mostró, junto a Saramotins, como la mejor baza de IAM, donde se echó en falta a Chavanel. Para aquellos que se preguntan quién es o de donde salió el pedalista en cuestión, vale la pena recordar que es un rocoso especialista en citas de un día con pasado en Phonak y Ag2r, quien ya había regalado algunos destellos como el 9° escalón en Flandes 2009, el 7° en Dwars door Vlaanderen 2008 o 9° en San Remo 2006.

En el tramo conclusivo de su trayectoria, el suizo mostró la mejor forma de su vida, dio gran presencia al IAM en los dos Monumentos más importantes del pavé y, de sostener su condición, seguramente será protagonista en las próximas citas de su escuadra.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

4 pensamientos sobre “Balance de la Temporada de Clásicas de pavé 2015

  1. Quizas no es el espacio indicado, pero cuando empiezan a analizar todo lo concerniente a el Giro de Italia

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog

Descubre más desde Ciclismo Internacional

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo