Conoce a… Aimé De Gendt, la nueva locomotora de Wanty Groupe – Gobert – Ciclismo Internacional

Conoce a… Aimé De Gendt, la nueva locomotora de Wanty Groupe – Gobert

Por David Hunter

Poderoso rodador, dueño de un motor enorme, especialista en fugas, gregario y hombre polivalente. Con todos esos adjetivos se puede describir a Aimé De Gendt, uno de esos ciclistas que cualquier equipo quiere tener.

Ganando una Kermesse en Bélgica

A los 24 años, y luego de tres en el Sport Vlaanderen – Baloise –cuna de talentos única– De Gendt está listo para saltar al Wanty. Pero antes, habla de su paso por su escuadra actual.

“Han sido tres buenas temporadas. La primera tuve una lesión en la rodilla por una mala posición sobre la bici y mucho entrenamiento. Pero me dieron la chance de recuperarme y, recién el año pasado, pude mostrar mi valor. A todos nos han permitido tener opciones, para aprender a rematar carreras. Ahora simplemente sentí que era tiempo de cambiar de aires y probar competencias mayores.”

Progresión. Esa fue la tónica de sus tres cursos en Sport Vlaanderen, algo por demás lógico si se considera que llegó a los 21 años a la estructura.

“Mejoré en todo. Por ejemplo, en las dos primeras temporadas, llegaba sin fuerzas al final. Eso lo corregí en 2018 y creo que tengo margen. Algo en lo que apunto a crecer es en mi potencia y aspiro perder peso”.

Ser un atleta tan versátil tiene beneficios, aunque también problemas. Es que los patrones suelen usar a estos ciclistas para cubrir huecos, privándolos de buscar la gloria personal.

“Mi principal fortaleza es que puedo hacer de todo, y ese es también mi problema. Cuando no eres especialista en algo difícilmente tienes chances de ganar. Creo mi resistencia es el punto más alto en mi arsenal. 

Por eso, el modo de mostrarme es en fugas. Si tienes suerte de contar con compañeros sólidos en el corte, puede que la escapada llegue. Si no, todo se reduce a ganar puntos de montaña o sprints intermedios”.

2018 comenzó de gran modo, con un 11° en el GP Marseillaise. Las esperanzas estaban puestas en las clásicas, pero las cosas no salieron del mejor modo en Omloop Het Nieuwsblad, E3, Dwars Door Vlaandresn y Tour de Flandes.

“Una bacteria intestinal me afectó en esas fechas. Al principio no lo sabía, pero con tiempo y estudios apareció y hubo que tratarlo con antibióticos. Claro, en el proceso pasaron las clásicas y debí esperar al siguiente pico de forma”.

Aimé volvió con todo y brilló en los Cuatro días de Dunkerque, donde concluyó 4° la jornada final. Las buenas piernas siguieron en el Tour de Bélgica y, sobre todo, en el de Luxemburgo, con dos top 10 parciales y el 11° en la general.

“Luego de lo que me pasó, me centré en la segunda parte del año y me salió bien. Aunque no siempre hubo gente del World Tour, mi forma fue muy buena y se notó. Aproveché las oportunidades”.

Eos siguió en el Nacional belga, donde tuvo que lidiar con el poderío de Quick-Step y Lotto Soudal. Y vaya si lo hizo, con un magnífico 9° lugar que lo puso en la órbita de conjuntos grandes.

“El modo en que se corrió me benefició. Siempre a un ritmo alto y con muchos kilómetros de recorrido… Allí encontré el golpe de moral que me faltaba y espero repetir esas piernas en 2019, aunque durante más tiempo. Para eso me estoy entrenando y sacrificando tanto”.

Casi en el cierre del curso, Aimé coqueteó con su primera victoria profesional en el GP Zottegem, donde Jérôme Baugnies lo dejó con las manos vacías. También destacó en la Primus Classic, pero allí llegó 4°.

“Después del BinckBank Tour volví a sentirme fino y estuve cerca. Por ese tipo de experiencias es que dije que quiero centrarme en mejorar los remates de las carreras”.

Todas estas actuaciones no pasaron inadvertidas y Wanty Groupe – Gobert lo fichó por dos temporadas. Enorme recompensa para un hombre sacrificado como este que, desde ahora, podrá lucirse en citas importantes contra los ciclistas top del pelotón.

“Ser parte en eventos del máximo nivel también eleva tus capacidades individuales. Anhelo comenzar 2019 y poder disfrutar de esos beneficios para mi desarrollo. Además, espero poder estrenarme con mi nuevo equipo”.

Aimé De Gendt posee margen de progresión para crecer en todos los apartados. Ya es un ciclista imponente, con un motor digno de admirar y, casi con seguridad, un aporte valioso para Wanty Groupe – Gobert. Ojalá florezca en esta categoría, encontrando el premio a años de trabajo desinterasado para sus compañeros.

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog

Descubre más desde Ciclismo Internacional

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo