El ‘8’ ideal de la Vuelta a España 2023 – Ciclismo Internacional

Por @amatiz12

Una muy, muy olvidable edición de la Vuelta a España llega a su fin y con ello, da paso al análisis de lo acontecido a lo largo de 21 días de competición que se puede sintetizar de diversas formas. Una de ellas es elaborando un ‘Dream Team’, que para esta ocasión, fue una tarea compleja porque salvo los Jumbo y Remco, el resto han estado igualados por lo bajo. Por ello, en ‘Ciclismointernacional.com‘, liderados por quien redacta estas líneas entregamos el ‘8’ ideal de esta 78° edición. De paso, hágannos saber en los comentarios si coinciden o no y qué cambios harían.

Remco Evenepoel (SOQ)

Reinventarse, ese concepto tan necesario en ciclismo que pocos son capaces de aplicar y en esa inmensa minoría se encuentra este belga de amores y odio. Sí, camino a Tourmalet se hundió junto con su objetivo principal y de paso, confirmó las dudas en torno a la viabilidad de su conversión a vueltómano, pero justamente su notable actuación se sustenta en cómo recompuso el camino desde entonces. Ya en sí no son muchos los que pueden cambiar el chip de hacer la general a cazar etapas y son menos aquellos que ponen resultados sobre la mesa. Exceptuando a los Jumbo, no sólo ha sido el más laureado de esta edición (3 etapas y montaña), sino que también fue el mayor protagonista de un desenlace para el olvido. Se agradece su hambre de victoria, plasmada en su notoria frustración luego de que Poels le birlara su cuarto éxito. Incluso deja en el aire la idea de que puede hacerse con un palmarés memorable si se dedica a esto en rondas de tres semanas. Veremos.

Primoz Roglič (TJV)

Otro vivo ejemplo del hambre triunfal e insaciable deseo de competir. Esa ambición personal fue la que generó el cortocircuito en Jumbo y con ello, la novela interna que sembró la sosobra a una carrera ya definida. Culminó tercero no tanto porque fuera menos que Vingegaard o Kuss, sino por cómo se desenvolvió el escenario táctico de la carrera, que de no ser por la extrema pasividad de sus adversarios cuando el danés atacó en Bejes, habría terminado un escalón por encima y quién sabe, viéndose tan cerca del rojo, a lo mejor en lo más alto del trono, porque hasta donde el equipo le permitió competir, fue a por las suyas sin importar los daños colaterales de por medio. Ahora todo serán sonrisas, pero en el fondo más de uno sabemos las grietas que se abrieron en esta aventura por suelo español y que en sí, casi que enterrarán sus opciones de algún día ganar el Tour, porque dentro de Jumbo la jerarquía lo privará y fuera de allí no tendrá el mismo nivel ya en plena veteranía.

Andreas Kron (LTD)

Aprovechó su oportunidad en la ridícula neutralización del segundo día y aunque luego no volvió a tener piernas ganadoras, siempre se mantuvo activo, filtrándose en escapadas donde terminó entre los primeros. Por allá en 2021 había dado señales de su potencial, pero luego se estancó y pareció no poder salir de esa zona. Esta Vuelta le ha dado ese nuevo impulso, un segundo aire para seguir con esa progresión y enfocarse capitalizar en otros escenarios.

Kaden Groves (ADC)

Tuvo pinta de que iba a arrasar entre un cartel discreto -por poner alguna palabra halagadora- de velocistas, no obstante, no consolidó una abrumadora superioridad por malas decisiones en las volatas posteriores, donde pecó por colocación, exceso de confianza y mala suerte también, dicho sea de paso. Con todo y eso, fue el mejor en lo suyo, cumpliendo con el objetivo de Alpecin, que vino específicamente a esto. Mucho por mejorar si desea ir a más en el futuro, empezando porque deberá ir probándose contra una camada más fuerte para medir su nivel, del cual no se pueden sacar grandes conclusiones ahora por la gente a la que enfrentó. Todo esto, al margen de las libertades que le conceda Philipsen.

Jonas Vingegaard (TJV)

Tal como Roglic, quiso dejarse llevar por su anhelo personal, aunque quizás en menor medida. Quedó esa sensación de que las piernas ganadoras las tenía él, pero que por el contexto ya conocido y por el virus que lo atacó en la primera semana, no pudo darles el uso que él hubiese querido. Igual, se confirma como el mejor vueltómano de la actualidad, pues muchos dudaban de sus capacidades para doblar tras el Tour. De pronto por sus rivales no dio la impresión de estar a su 100%, no obstante, a la vez instaló esa idea de que esta Vuelta pudo haber sido suya si así lo hubiese querido.

Wout Poels (TBV)

Su 2023 ha sido alucinante. Victoria en el Tour y aquí también. Lo destacado de su ronda ibérica fue en la tercera semana, tanto por la victoria obtenida cara a cara contra Remco y en una fuga del más alto nivel, también porque fue el mejor gregario ante la ausencia de fuerzas de oposición a las abejas -claro, sólo aconteció en L’Angliru-. Alguien que es de enorme fiabilidad por su servicio a los demás y su efectividad para responder por su cuenta en grandes escenarios.

Filippo Ganna (IGD)

El único que sacó la cara por un INEOS de presentación muy pobre para sus 50 millones de presupuesto. Volvió a dar destellos de su versión de antaño, no sólo con su claro triunfo en la única contrarreloj individual de esta edición, sino haciendo gala de ese motor capaz de todo y que en esta oportunidad, se probó en los embalajes que al margen de la ausencia de sus principales referentes, fueron otra fiel evidencia del amplio repertorio que maneja, uno no sólo de imperio en la potencia absoluta cuando rueda en solitario o tirando de enormes grupos, sino también en los esfuerzos de corta intensidad donde desarrolla grandes picos de potencia para estar cerca de los más veloces. Ojalá que este sea el punto de partida para relanzar su trayectoria.

Sepp Kuss (TJV)

El campeón del pueblo, ¿saben por qué? No porque sea simpático, una excelente persona, un ser íntegro y noble. No sólo eso. Cualquiera de nosotros se identifica con él, porque es el típico hombre que trabaja día a día de forma honrada, que está incondicionalmente en las buenas y sobre todo en las malas para no dejar caer a los suyos, para guiarlos en sus momentos más difíciles y sin esperar un ápice de gratificación; porque está dispuesto a sacrificarse por el resto sin importar que el mérito se lo lleven otros y lo hace con gusto, pues disfruta de servir y se conforma con los pequeños regalos que le entrega la vida. Es uno de tantos millones que no recibe lo que merece y por ese hecho, a cualquiera le genera alegría que logre algo tan importante, ya que deja ese sabor a justicia, de que por fin hubo premio alguno proporcional a todo lo que ha hecho. Es de esas cosas que ocurren muy de tanto en tanto, que ese siempre sigue las órdenes de las estrellas, sepa lo que se siente ser una de ellas, así sea una vez en su vida.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2023 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “El ‘8’ ideal de la Vuelta a España 2023

  1. En mi lista añadiría a Landa. Con la mejor actitud y buenas piernas. Gran despedida de su carrera como jefe de filas antes de convertirse en gregario.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: