El ‘9’ ideal de la temporada 2016 – Ciclismo Internacional

El ‘9’ ideal de la temporada 2016

Por @pmpalermo

En el ciclismo, las estrellas no serían tal sin sus gregarios, fieles escuderos que sacrifican sus opociones personales en beneficio del líder y, usualmente, quedan sumidos en el anonimato. Por esa razón, con motivo de la elección del equipo ideal del 2016, desde Ciclismo Internacional decidimos armar un ‘9’ tradicional.poelsEsto implica que, a diferencia de los bloques de ensueño seleccionados luego de las grandes vueltas, esta vez será compuesto por un único capitán para clasificaciones generales, otro para los sprints y el resto serán gregarios.

La salvedad es que, con el autosuficiente Peter Sagan para los embalajes, la alineación estará más enfocada en la montaña, dejando al eslovaco con su escasa pero efectiva cuota de ayudantes.

*Líder para la general: Chris Froome

El “keniata” se propuso un objetivo -el más prestigioso y difícil de todos- y lo consiguió de un modo arrollador. Su victoria en la Grande Boucle jamás estuvo en entredicho y completó un bloque en el que sacrificó mejores resultados que antaño para arribar más fresco a la temida última semana.

Así y todo, añadió algo de lustre a su currículum con la general del Herald Sun Tour, una etapa de montaña en Romandía, junto a otro parcial más y la corona en el Dauphiné. Pero lo más impresionante fue el espíritu de superación constante, ese que lo llevó a atacar en un descenso o en el llano, siendo el campeón defensor y no el retador.

No conforme con eso, ya coronado por tercera ocasión en el Tour y con un viaje a los JJ.OO de Brasil mediante, rindió tributo a la Vuelta y los fans del ciclismo, plantando una emotiva lucha contra un Nairo Quintana, por entonces superior, que no pudo relajarse hasta después de la crono.

Por todo ello, Froome es el líder ideal para Ciclismo Internacional, que ponderó resultados y el modo en que fueron conseguidos, especialmente, por la agresividad enseñada en los momentos candentes.

*Líder para sprints: Peter Sagan

No hace falta aclarar que el eslovaco no es sprinter puro, pero su sensacional temporada 2016 pesa más que lo realizado por los grandes especialistas de la velocidad, motivo que llevó a elegirlo en su lugar.

Ganó su primer Monumento -el Tour de Flandes- además de la Gante-Wevelgem, etapas en Tour de California, Tour de Suiza y, más importante aún, en el Tour de France (3), donde acabó una sequía que lo dejó con las manos vacías en 2014 y 2015.

Claro está, conquistó la clasificación por puntos por 5° ocasión en su carrera, acercándose a tan sólo uno del récord de Erik Zabel. Tras un merecido descanso luego de julio, Sagan volvió a la carga con una diana en Québec, el 2° puesto en Montreal y el primer Campeonato de Europa.

Pero hay más: el de Tinkoff se exhibió en el Eneco Tour casi sin equipo, se impuso en dos etapas, fue líder y concluyó 3°, desbancando a Nairo Quintana de la cima del World Tour.

Por último, completó un curso inolvidable reteniendo su título Mundial en Qatar, donde su reducida selección lo mantuvo protegido en los puntos clave del día, que luego él se encargó de rematar en un reducido embalaje.

*Gregario de lujo en montaña 1:  Wout Poels

El salto de calidad evidenciado por el holandés fue brutal. Inició el curso llevándose la Volta a la Comunidad Valvenciana (y dos etapas), fue 7° en Andalucía, se impuso en un parcial de la Volta a Catalunya y sorprendió en las Ardenas.

Allí, dio la cara por Sky en la Flecha Valona, ya que los de negro se quedaron sin Sergio Henao por sus problemas con el pasaporte biológico. 4° en el Muro de Huy, Poels ratificó su forma con una campanada en Lieja, Monumento que añadió a su palmarés en una jornada donde era Michal Kwiatkowski el señalado como capo squadra.

El oriundo de Limburgo apenas ganaría una etapa en el Tour de Gran Bretaña en el resto del año, pero antes, regaló sus mejores prestaciones al servicio de Chris Froome y en el escenario más complicado: el Tour de France.

Se sabe que Sky impidió ataques rivales con un bloque de escuderos rodando al mismo nivel o más que los capitanes de los demás conjuntos, pero fue Poels el más sobresaliente, secando los pocos intentos por desestabilizar a Froome en las tres semanas de actividad.

*Gregario de lujo en montaña 2: Alejandro Valverde

Lo del español no tiene igual, ya que compitió de enero a octubre al máximo nivel, con resultados que la mayoría no consigue estando al 100%. Para ser más claros, a su usual cuota de victorias, añadió un trabajo de gregario magnífico en Tour y Vuelta para su líder, Nairo Quintana, siendo clave en el título del colombiano en Madrid.

Tetracampeón de la Vuelta a Andalucía y Flecha Valona, conoció el Giro de Italia, se llevó un triunfo parcial y acabó 3° en una edición emotiva, donde su experiencia le permitió subir al cajón el último día. De allí viajó a Francia y rindió más que su debilitado capitán, terminando 6° debido a los esfuerzos realizados en vano y dejando la sensación de tener piernas para más.

Finalmente, sufrió la esperada debacle en la Vuelta, pero recién  en el tramo decisivo y rumbo al Aubisque. A partir de ese momento, su labor se hizo aún más notoria, oficiando como capitán de ruta y líder en la “guerrilla” entablada contra Froome.

12° en la gran ronda hispana, aún tuvo restos para ser 6° en el exigente Giro di Lombardía, sumando puntos vitales para el ranking por naciones que, por supuesto, ganó España.

*Gregario de lujo en montaña 3: Michele Scarponi

La campaña 2016 será difícil de olvidar para el simpático italiano, pieza clave en el título de Vincenzo Nibali en el Giro de Italia. En dicho evento, Scarponi fue el último hombre en los puertos, tirando de su capo en los días malos o seleccionando en los buenos.

A tal punto se entregó a su rol, que se frenó cuando pudo haber luchado por la etapa el día que su jefe ganó en Risoul. De hecho, el veterano pedalista coronó en el camino la prestigiosa Cima Coppi, señal de su condición física.

Esa fue la tónica durante toda la Corsa Rosa, y si Nibali se llevó la gloria, en gran medida fue gracias a sus escuderos, con Scarponi al frente.

Finalmente, el nacido en Filottrano se encaminó a la Vuelta a España, donde dio la cara por Astana tras el accidente de Miguel Ángel López, llegó a estar 7° en la general y se marchó a casa 11°, nada mal para alguien cuyos mejores años quedaron en el pasado.

*Gregario ‘todoterreno’: Jonathan Castroviejo

Probablemente, la primera imagen que venga a la mente respecto del español sea de su podios sobre la cabra en el Campeonato Europeo que ganó o el 3° lugar en el Mundial de Qatar. Eso, sin olvidar sus excelentes prestaciones en los JJOO (4°) o campeonato nacional (2°).

Sin embargo, el rodador vizcaíno se hizo un hueco en el equipo ideal del año debido a su incansable labor en la Vuelta a España que encumbró a Nairo Quintana. Allí, fue a más cada día y vital para el colombiano camino a Aramón Formigal, cuando tiró del pelotón durante una gran cantidad de kilómetros y lo seleccionó cuando fue necesario.

Incluso, pese al gran desgaste realizado, marcó una gran crono en Calpe y sólo un estratosférico Chris Froome lo apartó de la victoria. Siempre generoso, regaló una imagen simbólica el día que Quintana sentenció la Vuelta rumbo al Formigal, ya que iba tirando y de un momento a otro reventó, muestra de que había dado el 100%.

*Lanzador del sprint: Maximiliano Richeze

Con pasado como sprinter ganador, el argentino debió cambiar el chip en su regreso a la máxima categoría, convirtiéndose en lanzador de Sacha Modolo en Lampre-Mérida. Allí, pese a no contar con un tren numeroso, sacaron jugo a las piedras, sorprendiendo reiteradamente a los grandes velocistas del pelotón.

Tanto así, que Etixx-Quick Step se lo llevó para sumar su capacidad y experiencia, y el de Bella Vista no defraudó. Líder del Tour de San Luis, se cansó de ayudar a ganar a Fernando Gaviria, con quien conformaron una dupla letal, que se entiende de maravillas y sin egoísmos.

Adicionalmente, fue vital para que Marcel Kittel no se fuera en blanco del Tour, ya que sin su intervención, el germano ni hubiera batallado contra Bryan Coquard el día de su agónica victoria en Limoges.

Tanto elevó su nivel el sudamericano, que incluso se dio el lujo de buscar sus opciones, asombrando a propios y extraños en el Tour de Suiza, donde se impuso en un parcial,  fue 2° en otros dos (uno de alta montaña), trabajó para Gaviria y se quedó con la clasificación por puntos.

Escolta de todo un Alexander Kristoff en la Eschborn-Frankfurt, dio la cara por la Selección de su país en el Mundial de Qatar, donde perdió el corte bueno por los pelos, clasificando 28° (3° en el embalaje del pelotón) en una jornada brutal.

El argentino se convirtió en uno de los mejores lanzadores del lote y lo demostró en una escuadra exigente como pocas con sus velocistas. Y si no, que le pregunten a Sacha Modolo…

*Gregario en el llano 1: Imanol Erviti

El gregario anónimo por definición, entregó todo lo que tenía otra temporada y van… El de Movistar, gran baluarte en las clásicas de pavés (7° en Flandes y 9° en Roubaix), no se guardó nada y tiró del carro incontables kilómetros para sus líderes en los 93 días restantes de carrera que acumuló en sus piernas.

No sólo eso, sino que estuvo casi siempre adelante (sólo se le echó en falta el día que Froome cortó a Nairo en los abanicos) o llevando bidones. Además fue un capitán de ruta para sus colegas, aportando experiencia en situaciones de riesgo.

Su imagen cayendo en un parcial del Tour cuando acarreaba una docena de botellas es simbólica, así como también su inmediata recuperación y posterior reinicio de la interrumpida tarea. Erviti es un seguro de vida, uno de esos engranajes necesarios para el buen funcionamiento de cualquier maquinaria y, claro está, merecido miembro de la formación ideal del año.

*”Comodín”: Diego Rosa

El italiano, ya encaminado a Sky, es un líder disfrazado de gregario, capaz de mover los mismos vatios que la mayoría de las estrellas del pelotón. De hecho, fue uno de los pocos que mostró que se podía lastimar a los escuderos de Froome en el Tour y un valuarte de la única escuadra que probó algo diferente en la apagada edición del evento galo, el Astana.

Con más piernas que su líder, Fabio Aru, el ex Androni se guardó hasta la última semana y fue adquiriendo una condición física portentosa con el transcurso de las jornadas, colándose en la fuga el día de Andorra, donde finalizó 8°.

Rosa entró en acción en la Grand Colombiére y su intervención se cobró víctimas de peso, incluido el por entonces intratable Sergio Henao. Luego Nibali le dio continuidad, aunque se necesitaba el auxilio de más conjuntos y un capo sólido, algo que el sardo no fue.

Si bien los ejemplos pueden contarse por decenas, nada mejor que resaltar lo hecho por el piamontés en otras citas World Tour como Dauphiné (8°) o el Giro de Lombardía, que se llevó Chaves. Ese día fue el más fuerte, puesto que empezó a trabajar a 60 kilómetros del cierre para Aru, controló las acciones y luego conectó en solitario a los punteros, dándose el lujo de atacarlos dos veces en una definición que lo vio 2°.

Siempre listo para hacerse cargo de la jefatura en caso de emergencia, se dio el gusto de celebrar en la etapa “reina” de la exigente Itzulia y es una garantía para cualquier competencia a poco que el terreno sea quebrado o de montaña.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright ©2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

9 pensamientos sobre “El ‘9’ ideal de la temporada 2016

  1. Yo hubiera metido a Greg Van Avermaet, aunque entiendo la composición del 9, más si cabe que es imposible que haya tres líderes de ese calibre en una formación. Pero es que la temporada que ha hecho lo merece. Al menos por Diego Rosa. Saludos.

    1. Entendible y respetable comentario. Pero Sagan y Van Avermaet se pisarían en un equipo. De haber sido un 9 ideal como solemos hacer tras cada una de las grandes, sí estaría el de BMC. Saludos

      1. Excelente 9……es un equipo “posible” mas que el anhelado dream team, estoy de acuerdo con las elecciones y posiciones (aún cuando Valverde no es de mi gusto como corredor, innegable su calidad)……….saludos

  2. Froom gano el Tour, podio en la Vuelta y ganador del Dauphiné.

    Nairo gano la Vuelta,gano Romandia,Catalunya,ruta del sur y podio en el tour, en mi opinión Nairo debería ser el líder pues sus números de 2016 lo avalan!!!

    1. Es innegable el mejor hoy x hoy es el keniata , quisieramos a Nairo pero toca esperar el proximo año..

  3. no me disgusta para nada esta novena pero me parece que le hizo falta el checho Henao sin duda lo que hizo en una corta temporada debido a su problema de pasaporte nos dejo con la boca abierta en su forma agresiva de pedalear y mas aun después de estar a puertas del oro olimpico

    1. Hola Mario. De hecho, Henao quedó afuera a último momento porque,a nuestro entender, pesó más Scarponi en el Giro que Henao en un super Sky en el Tour. Pero sí, el “Checho” tuvo un 2016 fantástico y, en breve, usted quedará satisfecho con otro artículo.
      Saludos

  4. Marcel Kittel es para mi mejor embalador que sagan. Sagan sería indudablemente en el top 9, pero x su increible regularidad y rendimiento en todo terreno y sería dueño de la camiseta de puntos, pero no es más embalador que kittel.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
%d