Noticias del día (29/3): Falleció Myngheer, Wanty no culpa al motociclista, Contador pide más controles, y más… – Ciclismo Internacional

Noticias del día (29/3): Falleció Myngheer, Wanty no culpa al motociclista, Contador pide más controles, y más…

Con el 4° año de ciclismointernacional.com en marcha, seguimos trabajando para ofrecerte diversos artículos de análisis, opinión y entrevistas. También, la mejor cobertura de las diversas pruebas alrededor del mundo que tendremos esta semana. Por supuesto, y como siempre, las principales novedades del deporte pedal en esta Hemeroteca, compuesta de gacetillas y artículos de otros medios.myngheer

*Falleció Daan Myngheer, tras no superar el paro cardíaco sufrido en carrera: el joven ciclista belga Daan Myngheer, quien esta temporada defendía los colores del Roubaix Lille Metropole, falleció tras “perder su última carrera, luego de haber luchado como un campeón”, tal como anunció su equipo.

Myngheer, que se encontraba en coma inducido tras sufrir un problema cardíaco durante la etapa del sábado en el Critérium International (Francia), pasó sus últimas horas hospitalizado en un nosocomio de Ajaccio, junto a su familia.

“Tal como era su volutad”, los órganos del corredor de 22 años serán donados, así se podrán salvar vidas, confirmaron el conjunto galo en sus redes sociales.

*Wanty no culpa al motociclista por la muerte de Demoitié: El conductor de la motocicleta que colisionó con Antoine Demoitié en la clásica belga Gante-Wevelgem el domingo, no es culpable de la muerte del ciclista, afirmó el equipo Wanty-Groupe Gobert y un periodista que presenció el incidente.

El corredor de 25 años falleció por la noche tras las lesiones sufridas.

“Este es un trágico accidente con un conductor que ha estado en pruebas ciclistas belgas durante, al menos, 20 años”, declaró el jefe de prensa de Wanty, José Has, al periódico Het Laatste Nieuws. “Él está muy afectado por lo sucedido, al igual que lo estamos todos. Este no es un caso de colisión a alta velocidad, como los que tuvieron Peter Sagan o Stig Broeckx. El hombre apretó el freno y cayó sobre Antoine”.

El periodista holandés Sebastiaan Timmerman describió la escena, la cual se produjo en el kilómetro 150, aproximadamente. “Esto fue sólo un accidente muy desafortunado. Antoine chocó con varios otros ciclistas. Una motocicleta oficial que montaba detrás de ellos trató de evitar ese grupo, pero salió mal. Se estrelló y el motor cayó sobre Antoine Demoitié”, relató el periodista.

“Sé que el conductor es un tipo muy experimentado. Cuando él entró a la carpa donde yo estaba trabajando, vi de inmediato que estaba enormemente molesto. Él vino a mí y me preguntó si tenía noticias sobre el corredor”, agregó.

*Contador: “¡Se necesita un control de motos en carrera, YA!”: tras el accidente que provocó la muerte de Antoine Demoitié, no han sido pocos los corredores que se han pronunciado al respecto. Algunos han mostrado sus condolencias y apoyo para la familia y equipo del belga de 25 años.

Mientras que, además, otros han ido más allá y han opinado respecto a la cantidad de motocicletas que circulan en las competencias. “¿Deben ser circunstancias trágicas las que marquen un cambio?”, preguntó Michael Rogers en Twitter, donde adjuntó una imagen de la Gent-Wevelgem en que se puede ver a los fugados, rodeados de ocho motocicletas. “Por favor CPA, UCI, tus corredores te necesitan, ahora!”, cerró el australiano.

Por su parte, Alberto Contador, una de las voces referentes del pelotón ciclista, dijo: “Mi más profundo y sentido pésame para los familiares y amigos de Antoine Demoitié. DEP”, a lo que agregó: “¡Se necesita un control de motos en carrera YA!”, un tema que ya se ha discutido en diversas ocasiones, debido a los últimos accidentes provocados por este tipo de vehículos.

*Egan Bernal, se divierte sobre la bici: “Sólo quiero dar espectáculo”: La adaptación de Egan Bernal al ciclismo europeo ha resultado mejor de lo que todos esperaban. Sus condiciones han saltado a la vista en poco tiempo con resultados que invitan a un próspero futuro del corredor del Androni Sidermec.

Este fin de semana pudo pelear la general en la Semana Internacional Coppi e Bartali, carrera de gran tradición en la que solo una caída en la segunda etapa le restó posibilidades de estar en los puestos de vanguardia. Sin embargo, su actuación dejó una huella de clase ganando la clasificación de los jóvenes y ocupando el quinto lugar en los premios de montaña, además de finalizar 17 en la general.

A sus 19 años, Egan promete y se proyecta como uno de los nuevos talentos del ciclismo colombiano en el Viejo Continente.

¿Cómo se ha sentido desde el debut en Francia hasta lo que ha logrado en Italia?
Egan Bernal: “muy bien, siento que he aprendido mucho. Cada carrera son muchas experiencias que me van sirviendo para próximos eventos. Los muchachos del equipo me ayudan demasiado porque saben que soy joven. Cada vez me siento más cómodo en las carreras”.

¿Siente que su adaptación ha ido más rápido de lo presupuestado?
E.B: “realmente no esperaba adaptarme tan rápido. He tratado de hacer las cosas bien para poder responderle de la mejor manera al equipo. Ellos no me ponen ninguna presión y esto me ayuda bastante, acá me tratan muy bien y este estilo de vida me gusta, así que esto facilita las cosas”.

En Europa ya ha comenzado a sonar su nombre, ¿cómo analiza este tipo de situaciones de cara al futuro?
E.B: “que mi nombre suene o no, realmente no cambia las cosas, siempre trato de estar aquí y ahora. Ya sabes, si mi nombre suena y estamos en una subida me van a atacar y si no suena también lo van a hacer. En carrera no creo que sirva mucho que tu nombre suene”.

¿Cómo pasó la página de la caída y del sin sabor que dejó esa etapa que pudo haber ganado?
E.B: “¡Fue duro!, pero tengo 19 años. Los directores del equipo me dijeron que estuviera tranquilo, y además esto es ciclismo y lo bonito de este deporte es que cualquier cosa puede pasar. Hay que tener la sangre fría aun cuando los momentos son tensos. Cometí un error y estoy seguro que me va a servir de lección para una próxima oportunidad, aunque no te niego que ha sido duro, porque hubiera podido pelear la general de la carrera”.

Pero más allá del trago amargo en la caída, debe ser una satisfacción inmensa coronar el título de los jóvenes…
E.B: “fue muy bueno quedar líder de los jóvenes, pero más que eso, lo que más me deja satisfecho es haberme probado y ver que en este momento tengo una buena condición física”.

¿Qué es lo que más le ha impactado de estar en el lote europeo?
E.B: “el ritmo tan fuerte que llevan al final de la etapa. Digamos que estar en el lote no es tan complicado en un día en el que la pierna vaya bien, pero si quieres hacer un buen resultado hay que lucharla hasta el final, todos pelean por llevar una buena posición y ahí es donde el equipo cuenta muchísimo”.

Su caso es distinto al del resto de colombianos, pues no ha hecho tránsito en la ruta nacional para dar el salto a Europa, ¿pudo ser una ventaja o cómo lo analiza?
E.B: “dicen que lo difícil es llegar acá… nunca estuve en el lote colombiano, pero por lo que veo es muy difícil con tanto corredor bueno que hay en mi país. En realidad no sé si sea una ventaja, sólo sé que estoy muy contento por esta oportunidad que me han dado”.

Viendo la buena condición que tiene, ¿qué espera alcanzar en los Giros del Trentino y el Apenino?
E.B: “quiero dar espectáculo. No voy pensando en hacer una posición o algo así, me divierto en la bicicleta y me gusta mover las cosas, luego la carrera va cogiendo forma. Claro está que esto sólo se puede hacer cuando hay un buen día”.

Por la progresión que lleva en este arranque y las esperanzas que el equipo tiene en usted, ¿lamenta que no haya participación en el Giro de Italia?
E.B: “Sí y mucho, los muchachos están en una gran condición, pero bueno, en este momento ya no se puede hacer nada, sólo trabajar fuerte para que el próximo año el equipo vuelva a ser invitado”.

¿Le ilusiona trasladar ese talento y espectáculo a las selecciones nacionales?
E.B: “Sí, como lo dije a principio de año, sería genial hacer parte de la selección nacional de  ruta. Siempre es especial llevar el uniforme de Colombia, para mí sería un honor”.

En mayo es el panamericano Sub-23 en Venezuela, puntuable para el Tour de L’Avenir, ¿le gustaría estar?
E.B: “el Tour de L’Avenir es una gran carrera, muy importante y me gustaría ir. Creo que podría ayudar a la selección. También me gustaría ir al Panamericano, creo que en esas fechas estaría en una buena condición, aunque se cruza con una carrera en Europa. En estos días voy a hablar con el equipo para ver si me dan permiso de viajar y saber que opinan”.

Fuente: FCC

*Lampaert (Etixx-Quick Step) se perderá el Tour de Flandes y la París-Roubaix: el belga de 24 años, Yves Lampaert, se perderá el segundo y tercer Monumento de la temporada, tal como anunció su equipo en un comunicado de prensa.

Luego de que Julien Vermote, quien se cayó en la Milán-San Remo y se sometió a una cirugía en su rodilla izquierda, tambén Yves Lampaerte se perderá las Clásicas adoquinadas. Ausente desde la semana pasada en las carreras de un día debido a una lesión en el Tendón de Aquiles derecho, Yves estaba deseando regresar para el Tour de Flandes y la París-Roubaix, pero desafortunadamente el los saltará, ya que no han habido señales de mejoras, tal como deseaban ver desde el staff médico del Etixx-Quick Step.

“Estoy triste, porque las Clásicas eran un gran momento de la temporada para mí. Podría decir que fue una desafortunada temporada, primero cayendo en la Volta ao Algarve, y ahora esto. No es agradable ver estas carreras en televisión, especialmente cuando tú eres un corredor belga. Pero quiero cambiar de página lo más pronto posible y mantener mi enfoque en mis próximos objetivos, porque la temporada es larga todavía”, dijo Yves, quien permanecerá fuera de la bicicleta por dos semanas, antes de regresar a los entrenamientos.

*Los órganos de Demoitié salvan la vida a tres personas: Los órganos del ciclista belga Antoine Demoitié (Wanty-Gobert), fallecido tras ser arrollado por una motocicleta durante la clásica Gante-Wevelgem del domingo, han salvado la vida de tres personas.“Después de la donación de sus órganos, @DemoitieAntoine salvó la vida de tres personas. Héroe hasta el final”, escribió en Twitter uno de sus compañeros de equipo, el belga Gaëtan Bille.

Demoitié, de 25 años, falleció la madrugada del lunes después de no superar las graves heridas tras sufrir una caída durante la clásica Gante-Wevelgem de este domingo y ser arrollado por una moto de carrera.

Así lo confirmó su equipo este lunes, en una rueda de prensa en la que ofreció detalles de lo acontecido.“No podemos creerlo, estamos enfadados. Después de Rob Goris, Antoine es el segundo corredor que nos ha dejado. No dejamos de llorar y pensamos en su esposa Astrid y en su familia”, explicó el jefe del equipo Wanty-Gobert, Jean-François Bourlart, que explicó que como muestra de respeto no correrán la Route Adélie de Vitré ni la París-Camembert del próximo fin de semana.

Junto a él compareció el director deportivo del equipo, Hilaire van der Schueren, testigo del accidente. “Antoine me llamó por radio para pedirme unas botellas, fueron sus últimas palabras. Se las di y me fui a un segundo grupo. Le pedí al comisario pasar el grupo y entonces sucedió”, indicó.

“Nuestro mecánico fue el primero en ver a Antoine y me llamó. En ese momento pensé que Antoine estaba muerto, pero la ambulancia estaba allí, y fue trasladado al hospital. Tenía esperanza hasta que la organización me pidió los datos de contacto de la familia de Antoine. Entonces supe que era algo muy grave”, continuó, confirmando que recibieron la noticia de su muerte a medianoche.

Fuente: EP

*”En Movistar me estaba estancando, ahora vuelvo a ser yo”: El cambio de aires le ha sentado bien. Tras un edificante lustro en el mejor equipo del mundo, Enrique Sanz (Pamplona, 1989) reconoce haber vuelto a su esencia tras firmar por el novedoso Southeast-Venezuela liderado por el veterano Filippo Pozzato. El navarro explica para MARCA.com una aventura en la que pretende recuperar un rol más libre que le permita conquistar un éxito que se le resiste desde hace cinco años.

“Estoy contento por cómo están yendo las cosas a pesar de unos problemas de espalda que me están lastrando en los últimos tiempos. Con la bici de entrenar no me duele, pero luego con la de las carreras sí y eso ha impedido que esté en Milán-San Remo y Coppi&Bartali. Es una pena porque me estaba encontrando con buenas sensaciones. Desde el principio asumí mi rol de líder teniendo que buscar victorias. Pese a estos problemas, ahora creo que ya estoy bien para volver a disputar al máximo”, dice alguien en cuya hoja de ruta asoman carreras como Schildeprijs, Fleche Brabanconne, GP Denain, Giro dellAppennino y Giro del Trentino.

En cualquiera de estas pruebas intentará abrazar una victoria que rozó en su primera participación con el Southeast. “En el GP Costa degli Etruschi estuve cerca de ganar. Fue una jornada muy selectiva, estábamos diez llegando a meta en un pequeño grupo y, cuando faltaban dos kilómetros, pinché. A falta de dos le dije al director que amarrásemos la carrera con Busato y Fedi para llegar al esprínt. Estaba para ganar, así se lo transmití al resto, pero tuve la mala suerte de pinchar. Me volví al hotel con muchísima rabia porque lo vi cerca”, cuenta el navarro, quien se siente cómodo con el peso que conlleva su nuevo papel.

“Soy, junto con Pozzato, el que más años lleva en el pelotón. Sumo cinco en la élite y por eso debo enseñar lo que pueda al resto de compañeros. Intento asumir un poco lo que hace Imanol Erviti en Movistar. Pese a no ser muy mayor, me he encontrado con un equipo joven al que le debo aportar toda esa experiencia que acumulo. Es difícil ser como Erviti, pero sí intentaré lograr los máximos resultados posibles sobre todo en Copa de Italia, que es una competición clave para nosotros y para el patrocinador. Es complicado ganar en cualquier plaza, pero tengo la obligación de sumar puntos, puntos y más puntos. Y si vienen con victoria, mejor. Pero sin obsesionarse”, expone un corredor que sí llegó a rozar la obsesión hace cuatro años.

Llevo cinco sin ganar, pero es algo que no me quita el sueño. Sí lo hacía en 2012, cuando quedaba segundo, tercero, cuarto… Tiré muchas veces al poste, me costaba ganar y no me acostumbrada. Después no fue así, porque ya me tocó más la labor de trabajar. Aprendí a valorar los segundos puestos. En ciclismo parece que quedar segundo o tercero es un fracaso cuando ves en otros deportes como las motos que a veces incluso levantan los brazos para celebrarlos. Ahora, por suerte, he aprendido a valorar esos resultados”, señala el de Pamplona, quien parece haber vuelto a los orígenes.

Regreso al pasado

“Ahora no es que haya cambiado de imagen, sino que estoy recuperando la de antes. Para la cabeza me ha sentado muy bien el cambio de aires. Yo no soy Chente o Erviti, no tengo su motor para estar trabajando todo el día ahí delante. En los últimos tiempos era lo que estaba haciendo. Pienso que en Movistar me estaba estancando en lo mío, que es buscarme la vida para intentar ganar carreras un poco alocadas. Ese es el papel que puedo ejercer otra vez aquí, ahora vuelvo a ser yo”, añade Sanz, quien parece haber hecho buenas migas con el estrambótico Filippo Pozzato.

“He tenido suerte. Después de tener a los mejores compañeros del mundo, me siento muy cómodo con lo que me he encontrado en esta nueva estructura. Quizá tenía otra imagen de Pozzato por lo que había visto en las carreras, pero es una gran persona con ganas de ayudar y de aportar a este grupo. Al final eso es lo importante. Entre todos tenemos que lograr que los patrocinadores estén contentos y que el equipo pueda crecer paso a paso”.

De Pozzato a Mareczko

Sanz, que sigue entrenando en una grupeta navarra que va menguando (“Zandio, Erviti y yo solemos ser los cabezas de cartel aunque hora se han unido los Henao y Betancur“), conocía las habilidades de Pozzato, pero no tanto las de Mareczko. “Me ha sorprendido mucho su nivel. El año pasado terminó la campaña en noviembre y este año ya ganó en San Luis. Me parece increíble, tengo una conversación pendiente con él para que me diga si realmente ganó porque tiene calidad o es por que no ha hecho parón y ha enlazado una temporada con otra. Todavía tiene cosas que limar, pero lo que está claro es que tiene un potencial terrible”, confirma satisfecho. Con él y junto al resto de compañeros buscará agudizar un carácter ganador que haga florecer las victorias dentro de un ilusionarte conjunto “capacitado para triunfar en cualquier carrera”.

Fuente: Marca

*Edwin Ávila engalana la lista de inscritos para la Clásica de Anapoima: El evento que se llevará a cabo en Cundinamarca del 30 de marzo al 1 de abril, contará con lo más selecto del lote nacional. 193 varones y 43 damas conforman el listado de participantes de la decimoctava edición de la Clásica Nacional de Anapoima, carrera perteneciente al calendario anual de la Federación Colombiana de Ciclismo.

Dentro de los inscritos figuran corredores de gran trayectoria como el excampeón mundial sub-23, Fabio Duarte (EPM UNE Área Metropolitana), Walter Pedraza (GW Shimano), Miguel Ángel Rubiano (Coldeportes – Claro) y el tricampeón de la prueba Oscar Sevilla (EPM UNE Área Metropolitana).

Y para completar el espectáculo de la carrera se sumó el campeón nacional Edwin Ávila, flamante fichaje del Team Illuminated de Estados Unidos, quien recibió el aval para formar parte del lote.

Ávila fue uno de los protagonistas de la pasada edición del Tour de Taiwan, donde logró un segundo y un quinto de etapa.

Entre las damas se destacan la campeona nacional Luz Adriana Tovar y la bicampeona del Tour Femenino, Ana Cristina Sanabria, pertenecientes al equipo Bogotá Mejor para Todos – Solgar.

También figuran las talentosas Paula Andrea Patiño y Camila Valbuena (Coldeportes – Claro); Blanca Liliana Moreno (Proyecta Ingenieros), Jessica Parra (Cycling Gear) y Daniela Hernández (Pedalea Cycling Girl), última campeona de la Vuelta Nacional del Futuro.

DESCARGUE AQUÍ LA LISTA MASCULINA
DESCARGUE AQUÍ LA LISTA FEMENINA

Fuente: FCC

*Leonardo Mazara Luis, nueva incorporación del Inteja-Mmr: Pasada la Vuelta Independencia Nacional 2016 se hizo oficial un secreto a voces, se trataba de la contratación de Leonardo Mazara. Corredor nacido en La Romana que llevaba destacando en los últimos eventos nacionales y el cual ha sido formado durante mas de dos temporadas por Diego Milan capitán de ruta del proyecto.

Un chico humilde y con mucha ilusión de poder seguir formándose como ciclista. Sabe que le tocara sufrir mucho en Europa y aprender lo máximo de esta experiencia que le brinda la oportunidad de su vida.

Comenzamos preguntando le como fueron sus inicios en el ciclismo, “Mi primera bicicleta fue una bmx y debute en competición allá por el 2008” relata Leonardo. La mayoría de niños se inician en el ciclismo gracias a pruebas de bicicletas de bmx en los barrios. Ya en su primera carrera con apenas entrenamiento conseguí alzarse con la victoria en su categoría Pre-Juvenil, en España conocida como Cadetes. Pero su mayor sorpresa fue otra “Logre colarme tercero con los chicos de mayor edad, juveniles, aquel año en la Copa Cero de Oro juntaban ambas categorías”.

Leonardo que comenzó en el ciclismo sin tener ningún familiar cercano relacionado a este deporte que tanto boom esta causando en Dominicana actualmente, tuvo unos inicios muy difíciles para poder hacer frente a gastos que conlleva. Muchos de sus familiares le preguntaban “¿Y porque montas bicicleta? si eso no da dinero” pero ese flaco romanero no desistió y consiguió su objetivo.

A día de hoy su tía Angela Nereyda es una nueva fanática del ciclismo, que cada ratito que tiene libre lo aprovecha para dar un paseo en bicicleta y apoyar a su sobrino.

“Solo pude quedarme callado y decir gracias .gracias. Un momento muy alegre. Lleno de emociones , no esperaba tal noticia , me siento muy contento al formar parte de este gran equipo lleno de valores” esa fue la reacción de Leonardo al saber que seria nuevo corredor del INTEJA MMR.

Se describe como “un corredor solidario en el esfuerzo, y muy disciplinado que hace en todo momento lo que mandan sus lideres”, su terreno suele ser la montaña y también es buen rodador aunque “ahora espero ubicarme realmente para saber en que terreno puedo desenvolverme mejor, ya que el nivel al que me enfrento es mayor”, donde correrá frente a frente contra uno de sus ídolos, Alejandro Valverde.

Sueña con correr una vuelta grande de tres semanas y grandes clasicas, si su desempeñó sigue creciendo como hasta ahora todo es posible.

Antes de despedirse quiso agradecer a las personas que le han ayudado y siguen haciéndolo a día de hoy. “Moises Polanco, Guillermo de la Cruz, Luis Rijo, Genaro Arturo Cespedes, Rafael Tejada, sus compañeros de entrenamiento Osiris Mercedes, Rafael Feliciano y resto de muchachos de La Romana. Y por supuesto a Dios y mi familia GRACIAS.”

MTB

*Peña y Guerrero, por el título panamericano de MTB en Argentina: Juan Sebastián Guerrero, Wilson Peña y Alejandro Torres estarán presentes en el XX Campeonato Panamericano de ciclomontañismo, que se realizará en Catamarca, Argentina del 30 de marzo al 3 de abril.

Juan y Wilson harán parte de la Selección Colombia Manzana Postobón convocada para esta importante cita internacional a la cual asistirán los mejores especialistas del continente.

Para Guerrero, esta será su primera competencia internacional en el extranjero y por ello, bajo la batuta de su entrenador Rodrigo Rodríguez, ha preparado la competencia desde el inicio de la temporada.

‘Juancho’, como es conocido por sus compañeros, obtuvo el bronce de la categoría cadetes en el  Panamericano 2015 realizado en Cota, Cundinamarca. En Argentina espera subir a lo más alto del podio en su último año como prejuvenil.

Por su parte, para Wilson Peña será su tercera participación en un panamericano. En 2014 se consagró campeón prejuvenil, mientras que en la temporada 2015 fue plata en la categoría junior. Ahora espera conquistar el oro en territorio argentino de la mano de su entrenador John Sergio Avellaneda.

Fuente: FCC

PISTA

*Comunidad Valenciana y Euskadi, protagonistas en el Luis Puig: Comunidad Valenciana y Euskadi han sido los protagonistas de la última jornada de los Campeonatos de España de pista que se han celebrado en el velódromo Luis Puig de Valencia, en lo referido a las pruebas juniors. Los valencianos dominaban en las pruebas de velocidad por equipos, con Alejandro Martínez llegando a los cuatro oros. Euskadi, por su parte, se llevaba la persecución por equipos y la madison y encumbraba a Eukene Larrarte con un cuarto oro, inesperado pero merecidísimo, en el keirin.

Isabel Ferreres sumaba un tercer título, en compañía de Sandra Alonso al imponerse sin problemas (38:20 a 41:54) a las madrileñas Nekane Gómez y Rosalía Ortiz en la final de velocidad por equipos femenina. Euskadi (Larrarte y Maddi Amondarain) completaba el podio al derrotar a Castilla y León, la consolación, 40:57 a 41:32.

También Martínez lograba un nuevo título en la versión masculina, junto a Mikel Montoro y Manuel Peñalver. Y es que la Comunidad Valenciana superaba a Euskadi (Iker Azpitarte, Julen Mundín e Imanol Isasa) en la final absoluta: 49.82 a 51:31. Con este resultado, los valencianos se llevaban todas las velocidades por equipos, ya que también habían triunfado en las cadetes. El bronce para Cataluña (Ignasi Bonastre, Pol Hervás y Erik Martorell) que ganaba a Madrid aunque de forma muy apretada: 51:17 a 51:69.

Ferreres, sin embargo, no llegaba a lograr su cuarto título ya que se veía sorprendida en la final de keirin por Eukene Larrarte. Más que un ataque, la vasca ponía en las dos últimas vueltas un ritmo imposible de superar, que le daba su cuarto oro de los Campeonatos por delante de la valenciana, que no pudo imponer su ‘rush’. La madrileña Nekane Gómez completaba ese podio.

La final masculina se vio alterada por una caída del vasco Julen Mundín cuando se lanzaba un sprint en el que Martínez no dio opción logrando su cuarto oro de los Nacionales, por delante del balear Josep Blanco y del navarro David Orgambide.

Euskadi frustra las aspiraciones Baleares

Como en cadetes, Euskadi y Baleares protagonizaban la final de persecución, aunque con resultado distinto y ajustadísimo: solamente tres centésimas para los vascos (4:30.93 a 4.30.96). Los isleños –Jordi Martí Bennassar, Tomeu Gelabert, Damiá Pasan y Vicent Roig- dominaron en todos los pasos aunque su renta nunca superó el segundo, aunque al final los vascos tomaban la delantera y se hacían con el triunfo, con Xabier Mikel Azparren, Luis María Garikano, Mikel Alonso, Imanol Isasa y Unai Iribar como quinto hombre.

Comunidad Valenciana (Josué Gómez, Joan Montesinos, Raúl Granados y Manuel Peñalver, con Mikel Montoro como quinto integrante) no pasaba demasiados apuros ante Murcia en la lucha por el bronce: 4:37.70 a 4:39.83.

Finalmente, la madison fue un mano a mano entre las dos parejas vascas y las dos baleares, que rindieron a un nivel muy parejo, aunque Xabier Mikel Azparren e Imanol Isasa fueron los más regulares en los sprints (15 puntos). Los baleares intentaron cambiar el desenlace atacando en las últimas vueltas –aunque quizá sin hacer el suficiente juego de equipo- pero tanto Pau Llaneras-Vincent Roig como Jaume y Tomeu Gelabert se quedaban a un punto (14) y por este orden. La otra pareja vasca, Luis Mari Garikano-Unai Iribar, que acusó al final el estado de este último, no el mejor por sus problemas en la mano, que no le han permitido mostrar en este Nacional todo lo bueno exhibido en el Open de España.

Fuente: RFEC

*La selección vasca vuelve con 22 medallas de los Campeonatos de España de pista: La selección vasca regresó con siete títulos y un total de 22 medallas de los Campeonatos de España de pista cadetes y juniors celebrados este pasado fin de semana en el Velódromo Luis Puig de Valencia.

La selección de Asier Maeztu y Javier Azkue fue la más laureada en la categoría junior, con 15 metales (siete oros, tres platas y cinco bronces). Eukene Larrarte fue la reina de los Campeonatos con cuatro títulos, persecución, scratch, puntuación y keirin; y Luis Garikano ganó en puntuación. Por equipos, Euskadi (Azparren, Garikano, Alonso, Isasa) venció en la persecución y la pareja Azparren-Isasa puso la guinda en la madison.

En cadetes, la selección de la Federación Vasca se tuvo que conformar con siete medallas, con tres platas y cuatro bronces.

Los 18 corredores fueron: Unai Iribar, Luis Garikano, Julen Mundin, Iker Azpitarte, Xabier Mikel Azparren, Imanol Isasa, Mikel Alonso; Maddi Amondarain, Eukene Larrarte, Aroa Gorostiza (juniors); y Beñat Felipe, Aitor Larrañaga, Markel Rodríguez, Jon Arakama, Julen Dorronsoro, Iñaki Murua; Arantxa Garikano, Naia Amondarain (cadetes).

Aragón, Asturias, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid, Murcia y Navarra fueron las otras 11 selecciones autonómicas en liza.

Fuente: Federación Vasca de Ciclismo

BMX

*Mariana Pajón, campeona continental. Carlos Ramírez, subcampeón: Las buenas noticias en el BMX siguen llegando y en el último día de carreras en la pista de Santiago del Estero, en Argentina, los colombianos Mariana Pajón y Carlos Ramírez se subieron al podio del Campeonato Continental Panamericano.

La campeona olímpica, conquistó el oro y ganó 120 puntos, mientras que Carlos Ramírez fue segundo, logrando 50 puntos y siendo superado únicamente por el local Gonzalo Molina. Carlos Mario Oquendo fue quinto.

En junior, David Agudelo y María Camila Restrepo fueron los ganadores de las medallas de plata, mientras que Miguel Téllez y Manuela Mazo se quedaron con los bronces.

Podio Campeonato Continental Panamericano

Élite Damas

1.Mariana Pajón,  Colombia
2.Gabriela Diaz, Argentina
3.Priscilla Carnaval,  Brasil
8.Andrea Escobar, Colombia

Élite Varones
1. Gonzalo Molina, Argentina
2. Carlos Ramírez, Colombia
3. Ramiro Marino, Argentina
5. Carlos Oquendo, Colombia

Junior Varones
1. Wilson Goyes,  Ecuador
2. David Agudelo, Colombia
3. Miguel Tellez, Colombia
4. Leonardo Arango, Colombia

Junior Damas
1. Paola Reís,  Brasil
2. María Camila Restrepo, COL
3. Manuela Mazo, COL

Fuente: FCC


*Club Ciclista Padronés, 60 años de poesía ciclista: El equipo más longevo de Galicia surgió el 17 de septiembre de 1956 en Padrón, con el nombre de Peña Bernárdez // Aquella primera escuadra desempeñaba tareas federativas y organizativas, en una época en la que los corredores actuaban de forma independiente // En los 70 se crea su primera escuela

Padrón: letras y bicicletas. Así reza uno de los dichos que mejor resume la realidad de la villa padronesa, aunando tradición literaria y ciclista, con un equipo, el Club Ciclista Padronés-Aluminios Cortizo, que este año celebra su 60º. aniversario. Al igual que la gran Rosalía puso los cimientos para la formación del sistema literario gallego contemporáneo, el Padronés se convirtió en adalid del ciclismo en Galicia, erigiéndose, a día de hoy, en el club ciclista más longevo de nuestra comunidad.

El Club Ciclista Padronés vio la luz el 17 de septiembre de 1956, bajo la denominación de Peña Bernárdez. Su nombre actual no se adoptaría hasta mediados de la década de los 70. “En los años 50, los equipos eran peñas en torno a una figura”, recuerda el presidente de la entidad, Tanis Vázquez. “Bernárdez era de Santiago y por aquel entonces estaba triunfando en el País Vasco. Fue el primer ciclista grande de Padrón”, añade, “pues en Padrón nació como ciclista”, sentencia. José Bernárdez le dio nombre al equipo, pero este se formó en torno al taller de bicicletas de Julio Vázquez Angueira, mecánico de aquella incipiente escuadra. Aquel local se convirtió en punto de encuentro de todos los aficionados al ciclismo de los alrededores, con unas historias, deseos y ensoñaciones que acabarían por ser los cimientos del equipo ciclista más antiguo de Galicia.

“En Santiago apenas se dedicaban a bicis de carreras. Yo corrí y tenía experiencia. Y hacía cuadros para bicicletas. El padre de Suso Villar venía mucho por el taller, y esa fue la cuna de Suso. Los chicos de Santiago también venían al taller”, recuerda Julio. Pero si Vázquez fue el primer técnico, el honor de ser el presidente fundador recayó en Francisco Rodríguez Pazos, en gran medida por su proximidad con Julio. “Paco era un aficionado por mí al ciclismo. Al principio yo corría, y a él le surgió la afición”, destaca, al tiempo que rememora sus primeros pasos, “saliendo a pedir por las tabernas para organizar carreras”.

FUNDADORES. Aparte de Francisco Rodríguez en el papel de presidente y Julio Vázquez al mando de la parte técnica, aquel grupo de fundadores lo completaban el vicepresidente Andrés Baleirón Piñeiro, el secretario Luciano Pérez Naya y el tesorero Luis Piñeiro Calvo. Precisamente Luis (uno de los dos supervivientes en la actualidad, junto con Julio) sería el encargado de sustituir a Francisco Rodríguez en la presidencia tiempo después, antes de dar el relevo a Tanis Vázquez, al frente del club desde los años 90, convirtiéndose así en el tercer presidente hasta la fecha. Y es que a Tanis le tocó vivir los primeros pasos, o pedaladas, en primera persona. “Yo tenía diez años y andaba de mascota con ellos, entre las piernas de los directivos”, rememora, puesto que es sobrino del primer presidente y del mecánico. Porque en Padrón, ciclismo y familia han ido siempre de la mano. “En Padrón, quien no fue directivo tiene a un hermano, a un cuñado…”, apunta Tanis como una de las claves de la supervivencia del equipo. “Cuando juntamos dinero tenemos mucha colaboración, porque casi todos tienen familiares que fueron ciclistas”, agrega, incidiendo en la misma línea en la que se manifiesta Suso Villar, uno de los grandes ciclistas salidos del Padronés: “Los autobuses se llenaban para ir a vernos a Vigo, A Coruña o adonde fuera por parte de los vecinos”.

El arraigo ciclista en Padrón es incluso anterior a la creación del equipo. “En Padrón el ciclismo viene desde antes de la Guerra Civil”, informa Julio Vázquez. De hecho, él fue uno de los precursores en el arte de dar pedales, viviendo no pocas anécdotas: “En el año 1949, en las fiestas de Galicia hubo un campeonato de ganado en Padrón, en el que se premiaba el mejor animal, frutas…”, revive Julio. “Vino el gobernador y organizamos una carrera de Coruña a Padrón. Recuerdo que llegué junto con un coruñés al esprín, tuvimos una discusión grande y tuvimos que repartir el dinero del premio”, confiesa. Años después, ya como mecánico de la Peña Bernárdez, ese bagaje le sirvió para facilitarle el camino a otros: “Iba a carreras y daba consejos. Algunos no tenían conocimientos hasta para usar los cambios”, asegura. Y es que se trataba de “los primeros cambios”, algo totalmente novedoso, pues los medios no eran los de hoy en día. “El sillín era un problema porque eran muy duros. Eran de preparación inglesa y venían de África, con un cuero que aspiraba grasa para ablandar”, revive. Pero Julio no solo ponía la mecánica, sino también el refugio de los deportistas: “En el taller se mudaban los ciclistas, allí se hacía todo”.

LICENCIAS. En los años 50, el carácter de los equipos ciclistas, entonces conocidos como peñas, atendía a un funcionamiento distinto al actual, desempeñando funciones federativas. “El club tenía la faceta de organizador, en aquel momento los ciclistas iban por libre y se apuntaban en el bar del lugar donde era la carrera”, explica el presidente Tanis. “Somos anteriores a la Federación. Hacíamos las licencias desde el Padronés y luego se mandaban a Madrid”, declara.

Uno de los hitos del Padronés fue la creación de su escuela de ciclismo, a partir de los 70, como vivero de generaciones y generaciones de ciclistas. “Suso Villar formó parte de la primera hornada de la escuela de ciclismo”, recuerda Tanis. Apenas una década después, Suso, el actual director deportivo, paseaba el nombre de Padrón en su pelea codo a codo con los más grandes a nivel mundial. Pero no era necesario buscar el triunfo allende nuestras fronteras, pues el mayor premio para un padronés siempre fue vencer en la Clásica de Pascua, “posiblemente la mejor carrera de Galicia por ganadores y participación, nacida en torno a las fiestas”, indica un orgulloso Tanis, a las puertas de su 54.ª edición.

Seguramente este arraigo y aceptación social del ciclismo en Padrón sea la razón de los múltiples patrocinadores que se embarcaron en la aventura de apoyar al equipo a lo largo de los años. Piensos Sanders fue el primero, dando el relevo a Cortizo, quien a su vez dejó paso a Feiraco, seguido por Picusa, hasta llegar nuevamente a Cortizo, presente desde los años 80.

GRANDES CICLISTAS. La nómina de ciclistas que salieron del Padronés o de su área de influencia, en aquellos casos anteriores a su fundación, es extensa. Partiendo de José Bernárdez, han sido varios los corredores encargados de lucir el nombre de Padrón al más alto nivel, desde el siglo pasado hasta la actualidad. En la memoria de generaciones de padroneses perduran nombres como el de José Angueira, preseleccionado para los Juegos Olímpicos de México 1968 y campéon de España de persecución en pista en tres ocasiones; Blanco Villar, vencedor de tres etapas en la Vuelta a España; Ezequiel Mosquera, subcampeón de la ronda española en 2010; José Manuel Oliveira, José Ángel Vidal o David García Dapena, entre otros.

Muchas veces, la primera oportunidad de éxito de estos ciclistas tuvo lugar en Padrón, pues son numerosos los campeonatos de España que se han venido celebrando en dicha localidad en las distintas categorías, así como competiciones autonómicas. Fue el principio de un camino que recorrieron y seguirán recorriendo ciclistas y ciclistas. De recordarlo se encarga Tanis: “Los cinco fundadores echaron muy bien la semilla porque en Padrón todos están enganchados al ciclismo. Eso es de siempre, no de ahora”.

Santiago. En los años 50, los equipos ciclistas se formaban como una peña en torno a una figura. José Bernárdez (Santiago, 1935), un compostelano nacido como ciclista en Padrón, fue el elegido por la formación que dio lugar al Padronés actual. “Bernárdez se entrenaba conmigo. Vi en él algo especial, subía con facilidad… Venía al taller y vi que tenía aptitudes”, destaca Julio Vázquez, primer técnico del equipo. El tiempo demostró que el ojo del mecánico no fallaba, ya que Bernárdez acabó proclamándose campeón de España de Montaña en 1961 y campeón de España por regiones en varias ocasiones. Pero su mayor logro llegó con el cuarto puesto en el Mundial de 1961, que se decidió al esprín.

Aunque se inició como ciclista en Padrón, los equipos del País Vasco pronto posarían sus ojos en él, continuando allí su carrera deportiva. “Después de la primera carrera en Bilbao me envió un periódico en el que hablaban de un muchacho de Santiago al que no se le notaba el esfuerzo llaneando y subía con mucha frescura”, relata Julio. Posteriormente correría en el Faema, el mejor equipo del momento.

Pero en la época en que José Bernárdez se iniciaba en el ciclismo, no todos sabían manejar unas bicicletas que empezaban a incorporar marchas. Recuerda Julio que “algunos no tenían conocimientos hasta para usar los cambios, pero Bernárdez era muy adaptado para eso”.

La figura de Bernárdez inspiró unos valores de entrega, actitud y buena imagen que aún siguen marcando la hoja de ruta. “En un equipo con tradición prima el comportamiento, la imagen”, afirma Blanco Villar. “En otros equipos buscabas resultados. Aquí son importantes, pero sobre todo se busca buena actitud, imagen, entrega, saber estar… Los resultados quedan en un segundo plano”, concluye.

Santiago. La afición de Ezequiel Mosquera por el ciclismo fue un amor tardío, que encontró en el Padronés su primera expresión, a los 19 años. “En la época de Induráin todos estábamos un poco enganchados al ciclismo. Veía las etapas alpinas de Rominger y todo eso quería vivirlo yo. Yo empezaba cuando el Padronés sacó un equipo amateur y tenía hueco. Fue el año que Blanco Villar dejó la bici y nos entrenó él”, recuerda el teense. De ese día en el que decidió ser ciclista, todavía permanece muy vivo el recuerdo en Tanis: “Le pregunté si había corrido alguna vez, y me contestó que quería ser ciclista, que no había corrido pero que quería correr”, describe el presidente.

Sin embargo, la trayectoria de Mosquera en el Padronés fue corta y accidentada: “Estuve un año, pero en la segunda carrera me caí y me rompí un codo”, relata. Tal fue el susto de ese primer contacto con el asfalto que aún hoy permanece intacto en su memoria: “Cada vez que alguien está echándose Radio Salil y lo huelo, me viene el recuerdo del coche del Padronés, un Citroën CX, porque se cayó un bote de linimento allí dentro en un desplazamiento. Aun hoy lo asocio al miedo a las carreras por todo lo que sufrías”, reconoce. Y es que las cosas parecían fáciles desde el sillón de casa, viendo las grandes carreras a través de la tele, pero la realidad distaba mucho de aquel mundo ideal. “Dentro de las pocas carreras que pude disputar me llamó la atención la violencia en el primer contacto con la competición. Cuando te entrenas en casa te parece que vas bien… pero luego ves la violencia que hay”, sentencia. Pero no todo es sufrimiento en el recuerdo de Ezequiel. Al menos, el maillot del equipo presentaba un estilismo cuando menos divertido: “Teníamos un traje que asustaba”, recuerda, “era de un fosforito rosa y verde, que estaba de moda por aquel entonces, pero la publicidad no se veía por ningún lado”.

Los mayores éxitos de Ezequiel llegaron en la Vuelta a España, sobre todo en la edición de 2010, cuando se proclamó subcampeón, en las filas del Xacobeo Galicia. 41 segundos le separaron del triunfo final, logrado por el italiano Vincenzo Nibali: “Fue una pena, pero no tengo una espina clavada, estoy contento con lo que hice”, resume quien se inició en el Padronés

Santiago. Uno de los referentes salidos del Padronés es Jesús Blanco Villar (Rois, 1962), formado en la primera generación de la escuela del club. “Estuve en el Padronés desde los diez años hasta juveniles. Después me tuve que ir al Vigués, porque aquí no había aficionados”, relata. “Mucha gente me apoyaba: mis padres, mis tíos… Del propio presidente, Francisco Rodríguez, y del médico Sanmartín recibí el mayor apoyo, desplazándose conmigo a campeonatos en Asturias, Zamora, Valladolid…”, recuerda.

Los mayores éxitos de Blanco Villar se vivieron en la Vuelta a España, con tres triunfos de etapa: dos en 1986 y uno en 1987. El primero de ellos le sirvió para enfundarse el maillot de líder. Fue en la tirada de Haro a Santander, de 202 kilómetros. “Fue una etapa durísima, con mucho frío. Íbamos unos 50 ó 60 corredores, y ganar en la sede del equipo Teka (su formación por aquel entonces), con hombres como Planckaert y otros grandes ciclistas fue algo muy importante”, revive Suso. Ese año también ganaría la antepenúltima etapa, de Benalmádena a Puerto Real. Un año más tarde, volvería a su cita con el triunfo, imponiéndose en la contrarreloj de Valladolid.

El Tour de Francia también sería escenario de las pedaladas de Blanco Villar, sumergido en jornadas maratonianas: “Eran etapas de más de 200 kilómetros. Los días de frío te podías morir encima de la bicicleta”, rememora. Pero cuando lucía el sol, el panorama no era mucho mejor: “Por el calor, en una etapa perdí cuatro kilos”. Su oficio sobre la bicicleta le sirvió para competir con los más grandes y, también para asistir a profecías poco fiables: “Éramos corredores españoles con victorias en las grandes. Induráin, Perico, Pino… Había gente que decía que Induráin nunca ganaría, por el tipo de ciclista que era”.

Fuente: El Correo Gallego

*Seguiremos ampliando durante toda la jornada

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
%d