Opinión: La Vuelta a España y un ciclismo en decadencia – Ciclismo Internacional

Opinión: La Vuelta a España y un ciclismo en decadencia

5

Por @amatiz12

La Vuelta a España concluyó una primera semana tan desastrosa, que ha dado de hablar más por sus bochornos logísticos que por el espectáculo deportivo en sí -que ha sido interesante-. Es un cúmulo de decisiones erráticas no sólo impropias por el caché que ostenta, sino también por cómo atentan al ciclismo mismo, que ha sido el gran perdedor en estos nueve días iniciales.

Y sí, es un tema que reitera ese frecuente choque de opiniones con quienes prefieren prevenir a todo costo, antes que arriesgar. Quienes defendemos la otra postura, no pretendemos llevar a los ciclistas al extremo y que sacrifiquen su vida como si fueran los animales de nuestro circo, no obstante, comprendemos este deporte como una práctica de riesgo, que hasta en el escenario más seguro de todos, mantiene latente la posibilidad de que alguien se caiga o salga herido.

Por ejemplo, arremetemos contra la organización por programar una contrarreloj por equipos a tan altas horas de la tarde y que con el infortunio de la lluvia, oscureció una carretera técnica y urbana poco iluminada en la que de todos modos varios se vieron obligados a competir con la alta probabilidad de besar el asfalto, pero discrepamos de su medida de congelar los tiempos antes de la cima de Cruz de Caravaca por un pequeño trozo de barro localizado a 100 metros de la cumbre. 

Respecto a eso último una aclaración. Se supone que el peligro del corto descenso después de la pancarta de 2km propició dicha decisión, sin embargo, la televisión no lo mostró, por lo que no sería sensato aplaudir o criticar completamente lo realizado. Eso sí, a Lennard Kämna y Matteo Sobrero, por ejemplo, les tocó ir al límite allí porque se estaban jugando la etapa y hasta donde sabemos, no tuvieron inconvenientes. Además, lo exhibido en pantalla con una ruta despejada de barro salvo el tramo mencionado, no resultó convincente a estos ojos de que fuera suficiente como para actuar de manera tan radical.

Es un error creer que somos capaces de eliminar el riesgo en su totalidad. Eso es imposible y lo peor, es que se ha transformado en un discurso válido en el ciclismo para suprimir cualquier dificultad que a los protagonistas no se les antoje afrontar.

Fíjense que el viernes, cuando se disputó la etapa más tranquila de esta edición, uno de los favoritos como Thymen Arensman cayó por un enredón y quedó inconsciente por varias horas. ¿Alguien se quejó? ¿Se cuestionó la seguridad de etapas largas, planas y rectas? Se pasearon por cuatro horas e igual hubo incidentes sin que necesariamente ellos tuvieran la culpa. La única forma de evitar el riesgo sobre la bicicleta es aboliendo el ciclismo. Pero nadie va a hacer eso, entonces, asumamos que por más neutralizaciones o inventos que nos salgan de la cabeza, estas cosas seguirán ocurriendo.

Aparte porque es injusto con aquellos que sí desean pedalear a toda costa. A Kämna le habrá importado más el árbol de naranjas que ni habrá plantado en el patio de su casa que el “peligro” que podía representar el poco barro presente en las rampas del puerto en el que accedió al selecto grupo de los ganadores de etapa en las tres grandes. El alemán escogió competir porque ese era su deseo.

Dirán algunos que eso refuerza lo decidido la administración de la prueba, porque así los corredores escogen si quieren arriesgar o no. Pero digo yo, si Lennard o Matteo sí pudieron, ¿por qué el resto no, a sabiendas de que su profesión implica este tipo de adversidades?

Nadie niega que los organizadores son los principales responsables, pero en esos detalles algunos ciclistas fallan. Jumbo es un buen ejemplo, no reniegan cuando van rodando por suelo jabonoso mientras varios de sus colegas caen como fichas de dominó hasta que lo propio le sucede a Roglic. Ah, ahí sí existe peligro y entonces obligamos a los que están dejando hasta la última gota de sudor a que vayan más lento porque se debe preservar la seguridad de todos. Reclamo cuando me afecta, me callo cuando me conviene.

No sólo irrespetan el trabajo honrado de sus similares, sino que sientan un temible mensaje de hipocresía y autoridad. Ese es otro problema en el lote élite, que el poder está recargado a unas minorías que lo usan a conveniencia y no para ser la voz consensuada de todos los atletas. Si se hace lo que al patrón le viene en gana y no lo que la mayoría exige, estamos jodidos.

Este texto podría ir de largo si desmenuzáramos la catastrófica producción televisiva que lo poco que retransmite, lo retransmite mal o que por otras cuestiones los que se encargan de la ronda hispana no pacten emisiones desde km 0 para parciales que ameritan a ello, como el de Javalambre o como el más reciente con sus abanicos de salida. Sí, unos cuantos serán transmitidos íntegramente, aunque resulta curioso que tengamos que ver las mismas tres horas de ciclopaseo en jornadas llanas que en fracciones más movidas. Hasta la Bretagne Classic de este domingo se disfrutó en vivo desde la salida.

Qué triste que toda esta serie de fallos acaparen la atención cuando en carrera poseemos a un Remco Evenepoel que está sabiendo sortear el asalto de un tridente de lujo del mejor equipo del mundo, que encima deberá lidiar con un Juan Ayuso o un Enric Mas. Vivimos una época dorada caracterizada por sus talentos y rico espectáculo, aunque opacada por acciones que siguen diluyendo la esencia de un ciclismo, que en ese apartado, va en decadencia.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2023 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

5 pensamientos sobre “Opinión: La Vuelta a España y un ciclismo en decadencia

  1. Alejandro hay que diferenciar entre los accidentes frecuentes y normales en la practica del ciclismo (afilador…distracción..microsueño…enredon dentro del pelotón..caídas en descensos ya sea con carretera seca o mojada que se da en el curso de la etapa..vientos fuertes de costados ..etc) y otra situación se presenta cuando se anticipa un probable y latente peligro a la integridad física y emocional de un ciclista. Si el probable peligro está al final de la etapa, cerca de meta, aumenta el peligro,porque el ciclista llega con altas pulsaciones y poco oxígeno y pensar y visualizar un peligro se dificulta más. En entrevista a ESPN Einer Rubio indicó el peligro latente que había en ese final de etapa. Y estuvo de acuerdo con la decisión de la vuelta. No digamos ahora que todos los ciclistas van a estar de acuerdo siempre con estas decisiones o sino recordemos las imágenes de tv cuando el Señor Egan Bernal tomó el liderato del tour del año 2019. La etapa se suspendió y a pesar de existir un peligro latente el señor Simon Yates puso cara de pocos amigos y quería seguir disputando la etapa. Todo son circunstancias y qué se está jugando en ese momento. El tema tiene dos posiciones claras: Los que quieren ciclismo épico pase lo que pase con el ciclista y los que piensan en prevenir graves accidentes en carrera.

  2. Un peligro: ´´Emocional´´ :
    Los que van de últimos sufren mas lo emocional que un aguacero en la vía…
    Ellos están fogueados, acostumbrados y como profesionales saben donde meter el freno.
    Mientras tanto…apaguen el televisor o cambien de canal que la F1 y el motociclismo están llenos de emociones.
    después no lloren al ver las vías solitarias y por ende los patrocinadores lejos…lejos.

  3. Totalmente de acuerdo con tu comentario Arcadio , y añadiria ante los que hablan y hacen comparaciones con la Paris – Roubaix etc., en estas pruebas basan prácticamente su temporada muchos corredores y si sufren algún percance ( no deseado ) , no les compromete su temporada , cosa que si ocurre con los grandes vueltómanos .

  4. Totalmente de acuerdo se están cargando el ciclismo que cada vez son más señoritos los ciclistas y encima los organizadores y jueces árbitros no hacen nada,bueno si hacen , le están quitando la esencia, que son el esfuerzo el sacrificio la constancia el coraje la valentía etc. En definitiva un ciclismo DESCAFEINADO…

  5. Que dirían entonces los corredores de antaño que les tocó correr por caminos de herradura y poco metal, los de ahora son una manada de mimados y fuera de eso muchos corren dopados está muriendo el ciclismo como espectáculo.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
%d