Paris-Roubaix 2023 – Previa – Ciclismo Internacional

Paris-Roubaix 2023 – Previa

6

Por @jmhers

Una de las citas más importantes del ciclismo mundial, considerada como la carrera de un día más mítica y sin duda uno de los espectáculos ciclistas más atrapantes de todo el año: el ‘Infierno del Norte’ celebrará su edición número 120 este 9 de abril.

La Reina de las Clásicas

La París Roubaix es una carrera que irradia historia, tradición y épica en cada detalle: los tramos de pavé, el velódromo, las duchas membretadas con nombres de los ganadores, todas las historias que ha vivido tras 12 décadas, etc.  Más que una carrera es, y ha sido durante generaciones, un acontecimiento ciclista; el periodista francés Jacques Goddet, uno de los fundadores de l’Equipe, la llamó: “la última gran locura del ciclismo”

El origen de la carrera se remonta a 1896, cuando dos industriales de Roubaix fanáticos del ciclismo construyeron el velódromo del pueblo (ahora elevado a la categoría de santuario ciclista) y organizaron una carrera que finalice en él como medio de publicitar. Aquella primera edición de hace 127 años se corrió, al igual que lo va a hacer la de este 2023, en Domingo de Resurrección para escándalo y rechazo de la Iglesia de ese entonces. El alemán Josef Fischer ganó aquella primera París-Roubaix.

Desde aquel lejano 1896 hasta la actualidad la carrera ha tenido de todo. Tras la I Guerra Mundial toda aquella región quedó absolutamente desolada y en ruinas; el velódromo, destrozado, recibió la llegada de la edición de 1919 que se corrió tan solo cinco meses después de finalizado el conflicto. Ante tan dantesco panorama el periodista Victor Breyer escribió “Este es realmente el Infierno del Norte”, origen del sobrenombre más famoso de esta carrera.

Por su dureza, que es una reliquia del pasado lejano en que el ciclismo competitivo era un acto de supervivencia aún más que en la actualidad, por las gestas que se han forjado en sus caminos de piedras, por el espectáculo que siempre entrega, la París Roubaix es sin duda la ‘Reina de las Clásicas’

El recorrido y el pavé de Roubaix

De los 256,6 km de longitud que tiene esta edición, 54,5 km serán sobre pavé repartidos en 29 tramos. El pavé de Roubaix es casi una denominación de origen en el ciclismo, porque es muy diferente al adoquín que hemos visto en las clásicas belgas.

Las piedras en los caminos que llevan a Roubaix son de mayor tamaño, superficie más irregular y sobre todo tienen mayor espacio entre ellas que las de las carreteras de Flandes. Esto pone la dificultad del Infierno del Norte en otra dimensión que el de Tour de Flandes, haciendo que se requiera una habilidad y resistencia especiales para moverse en esos tramos donde el golpe de las ruedas es difícil de manejar. También está el que se trata de una carrera totalmente llana. Estos son algunos de los motivos por los que, por ejemplo, Tadej Pogacar no va directo hacia Roubaix tras haber ganado en De Ronde; no son similares.

Debido a estas peculiaridades del pavé de esta zona, se realiza una categorización de la dificultad de cada tramo dependiendo del estado de los adoquines y que tan desafiante es transitar por ellos: los tramos de 1 estrella son los más sencillos, y los de 5 estrellas los más complicados.

Existen solamente 3 tramos de 5 estrellas, sitios de veneración en el ciclismo internacional: la célebre Trouée de Arenberg, Mons-en-Pevéle y el Carrefour de l’Arbre.

En esta edición los tramos de pavé comienzan a 160 km de meta. Los corredores llegarán a Arenberg cuando resten 95 km a meta y tras haber sorteado ya 21 km de adoquines. Este tramo, el primero de 5 estrellas, suele ser el primer punto crítico de la carrera, aunque es posible ver algunas acciones antes de llegar aquí como ocurrió en el 2022 cuando el Ineos aumentó el ritmo en los tramos previos al Bosque de Arenberg, que son de 3 y 4 estrellas, seleccionando ya la carrera desde muy lejos.

Por la dificultad del pavé del bosque de Arenberg dicho tramo es una auténtica prueba de supervivencia, donde no influye tanto el trabajo de equipo sino la fuerza y habilidad de cada corredor. La carrera suele salir ya rota de este sector, pero es muy difícil predecir lo que pueda suceder.

El siguiente tramo de 5 estrellas, el serpenteante Mons-en-Pévèle, comienza a 48 km de meta pero antes de llegar a él hay varios sectores complicados en donde se puede hacer daño a los rivales, como Hornaing à Wandignies que es de 4 estrellas y unos eternos 3,7 km de longitud, por mencionar uno.

Prácticamente cualquiera de los 29 tramos es terreno para hacer cambios de ritmo y buscar hacer daño a los rivales. La situación de carrera suele ser caótica llegando a las alturas de Mons-en-Pévèle así que podemos esperar ver varios grupos más o menos pequeños buscando ampliar o reducir sus diferencias dependiendo de la situación.

El tercer y último tramo de 5 estrellas (pero no el último de pavé de la carrera) es el Carrefour de l’Arbre que comienza a sólo 17 km de meta. Justo antes del Carrefour se atraviesa el sector de 4 estrellas de Camphin-en-Pévèle, con muy poco pavimento separándolos a ambos por lo cual son casi un sector doble. Por la dificultad del pavé y las curvas, el Carrefour l’Arbre es una de las últimas instancias para aprovechar ataques en las piedras, ya que los tres tramos que quedan por delante en este punto no son muy desafiantes, siendo de 2 y 1 estrella.

Finalmente, los corredores llegarán al histórico velódromo de Roubaix en el que darán una vuelta completa antes de cruzar la línea de meta. El escenario está dispuesto.

Participación

Como no puede ser de otra manera los principales “pedrusqueros” del mundo se darán cita en esta carrera buscando la gloria.

El ganador del año anterior Dylan van Baarle regresa con su nueva escuadra, el Jumbo Visma, en el rol de segunda baza tras Wout van Aert. El equipo afrontará con dudas esta edición ya que van Baarle viene superando una caída que le dejó fuera de Flandes, y van Aert ha manifestado que tiene molestias tras caerse precisamente en De Ronde; ambos continúan siendo dos de los principales favoritos pero esa incertidumbre de cómo lleguen a la carrera continúa flotando alrededor. También está la presión que recae en van Aert por parte de la afición belga para obtener más resultados en Monumentos.

Acerca del que hay poca o nula incertidumbre es Mathieu van der Poel. Esta será su tercera participación en Roubaix y ya fue 3ro en la épica edición 2021, que fue pasada por agua, y 9no en 2022. El estado de forma que ha mostrado en las carreras más importantes de este año es apabullante y su principal credencial para buscar su primer triunfo en esta carrera. 

El equipo Ineos, huérfano de van Baarle, al parecer apostará fuerte por Filippo Ganna. El italiano mostró su buen estado de forma con el podio en San Remo y no es un neófito en el pavé dado que fue el vencedor de la París Roubaix Sub 23 (llamada París Roubaix Espoirs) en 2016, e hizo una gran actuación el año pasado en que por varios pinchazos no pudo pelear adelante.

Mads Pedersen llega a Roubaix liderando el equipo Trek, que también tiene a Jasper Stuyven, y tras haber mostrado unas piernas magníficas en Flandes. Fue uno de los más valientes y ambiciosos del reciente Monumento, buscando desafiar a los Tres Grandes, y fue recompensado con el 3er lugar. La Paris-Roubaix se ajusta algo mejor a sus características por lo que tiene muchas posibilidades de ser protagonista. 

Stefan Kung, 3er lugar de la edición anterior, es otro corredor potente al que le sienta bien el pavé; suele perderse el corte bueno pero con algo de mejor fortuna, estará entre los mejores. Otros nombres importantes para esta carrera pueden ser Matej Mohoric, diamante en bruto en el pavé, Florian Vermeersch que ya fue 2do en 2021, Nils Politt que ya ha hecho Top 10 en esta carrera y sin la presencia de los muros de Flandes puede hacer un gran papel, Yves Lampaert que ya fue podio de esta carrera y que es parte de un Soudal que tiene a Florian Senechal o a Kasper Asgreen para buscar un buen resultado, entre varios otros.

Es siempre difícil poder predecir qué sucederá en una carrera como esta, donde tantos factores entran en juego. Esta impredecibilidad es otra de las razones por las que el legado de la Paris-Roubaix perdura y es indeleble en el ciclismo mundial.

Pronóstico

***** Mathieu van der Poel

**** Wout van Aert, Dylan van Baarle, Filippo Ganna.

*** Mads Pedersen, Matej Mohoric, Stefan Kung, Nils Politt

** Yves Lampaert, Florian Vermeersch, Anthony Turgis, Gianni Moscon, Jasper Stuyven, Sep Vanmarcke.

Marcelo Hernández

¿Te gusta lo que hacemos? Puedes seguirnos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2023 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

6 pensamientos sobre “Paris-Roubaix 2023 – Previa

  1. Me gustó muchísimo esta previa. Con algo de relato histórico y no tan plana en la lectura de los candidatos.

    Mis favoritos para top 3 son, sin ningún orden: Mathieu van der Poel, Filippo Ganna y Mads Pedersen. Completo el top 5 con Kasper Asgreen y Jasper Stuyven.

    Ahora, personalmente quiero ver ganar Roubaix a Mathieu van der Poel (por fin) y que le entre las ganas de ganar y completar los cinco monumentos.

  2. Buena previa. Difícil que no sea para Mathieu, está en una gran forma, es un crack y por si fuese poco lleva un equipo fenomenal. Me gustaría que fuese Pedersen, que si corre inteligente puede ser un dolor de cabeza para VdP. Veremos como está Van Aert, que obviamente estando sano es candidato. Todo esto si no suceden sucesos externos en partes claves de la carrea (sino pregúntenle a Moscon) como caídas, pinchaduras, problemas mecánicos….

  3. El orden y pronóstico si no ocurre algo extraciclístico , será el omnienergético MVDP, lo seguirá uno de las bestias con evolución progresiva y asombrosa transformación Ganna y cerrando el pódium la locomotora cetónica WVA. Es una carrera diseñada para sacar a flote los mejores dotes y que tanta ha avanzado la ciencia médica indetectable en estos organismos privilegiados.

  4. Excelente previa, muy didáctica y como siempre sin descuidar los detalles más importantes. Mi favorito, al igual que de muchos es MvdP, esperemos que se le dé finalmente y el próximo año ponga su placa en la Duchas de Rubaix .

  5. Muy buena la previa. MvP candidatazo, por lo monstruo que es y el estado de forma fenomenal con que llega. Pero es una carrera muy dificil, son varios los rivales peligrosos para disputarle el triunfo (misterio cómo…. llega Van Aert), entre los que remarco sobre todo a Pedersen. Esperemos un carrerrón en el Infierno del Norte !!.
    P.D: qué hiper denso y pesado se torna el comentarista repetitivo con el “relato” bioenergético-cetónico de siempre !!,,,se dará cuenta de ello ?….quien sabe, la verdad tengo mis dudas, jaj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog

Descubre más desde Ciclismo Internacional

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo