Vuelta a España 2023 – Previa General – Ciclismo Internacional

Un cartel espectacular de participantes, un recorrido colmado de montaña, dos cronos (incluyendo una por equipos), el calor de España, la pasión de la afición, y la exigencia extrema propia de una gran Vuelta son los ingredientes para esta Vuelta 2023.

La última Gran Vuelta del año (al menos desde 1995 que cambió su posición en el calendario) suele ser el escenario donde se congregan diversos corredores: jóvenes talentos que llegan en busca de experiencia y sus primeras exhibiciones, ciclistas de tres semanas que han visto truncados por uno u otro motivo sus objetivos y buscan la redención en España, los mejores españoles del momento que tienen señalada siempre la carrera de casa, y los grandes campeones que quieren dar rienda suelta a su ambición y derrochar su poderío también en la Vuelta. Este año no falta ninguno.

Fiel a su identidad, la Vuelta 23 incluye mucha media y alta montaña con su dosis de etapas unipuerto y otras que, a simple vista, no parecen complicadas pero que pueden ser terreno fértil para las emboscadas. Una particularidad de esta edición es que en cada etapa, exceptuando las cronos, habrá una bonificación de 6, 4 y 2 segundos para los tres primeros corredores que atraviesen una cota o un sprint intermedio, además de las usuales bonificaciones en meta.

El recorrido

La Vuelta regresa tras 11 años a Barcelona y esta vez a lo grande para el inicio de la carrera con una crono por equipos, otro sello característico de esta carrera. Discurrirá por el centro de la ciudad y serán 12,8 km con un recorrido llano pero complicado por las numerosas curvas cerradas. No obstante, por su longitud, no esperemos grandes diferencias entre los principales equipos.

Etapa 1. CRE

La carrera continúa alrededor de Barcelona en la 2da Etapa que incluye 3 puertos de montaña categorizados pero el que se robará la tención es el Castel de Montjuic, el puerto tradicional de las etapas finales de la Volta a Catalunya que además será bonificado. No solo la victoria de etapa sino el liderato de la general pueden estar en juego en las rampas de Montjuic dado que se corona a tan solo 4 km de la línea de meta.

Etapa 3: Primer final en alto

Como es tradicional en la Vuelta, tendremos el primer contacto con la alta montaña ya en los primeros días. Esta edición con la Etapa 3 que presenta el primer final en alto (de los que esta edición tendrá la apabullante cantidad de 9) en el puerto de Arinsal en Andorra, encadenado al Coll d’Ordino que se corona a unos 20 km de meta. Los favoritos deberán estar en buena forma ya desde los primeros días para evitar perder tiempo de manera prematura. Como suele ocurrir en estas primeras etapas de montaña, en Arinsal no se verá quién va a ganar la Vuelta pero sí quienes no estarán en la lucha.

Las Etapas 4 y 5 son las primeras con un final tendido más propicio para los velocistas, pero no son días llanos como tal. En ambos hay cotas que, en caso de que algunos equipos se atrevan, pueden poner en apuros a los sprinters más puros, que no abundan, o pueden ser donde las escapadas intenten sorprender.

Etapa 6

La montaña regresa en la Etapa 6 con final en alto en el Observatorio de Javalambre, un día con solo 3 puertos categorizados pero con más de 4000 metros de desnivel acumulado en 183 km de recorrido. El puerto final es de 11 km de longitud y en toda la ascensión tiene repartidos segmentos de más del 10% y kilómetros enteros al 11%. La victoria de etapa puede estar en la fuga, pero entre los favoritos también puede haber diferencias ante una subida tan complicada.

La Etapa 7 es la primera etapa verdaderamente llana de la Vuelta y una oportunidad de merecida recuperación para los equipos de la general al dejar la iniciativa a las escuadras de los sprinters.

Etapa 8: la del Xorret de Catí

Así llegamos al fin de semana final del primer bloque con la etapa del Xorret de Catí: puerto corto pero sumamente explosivo con sólo 3 km de longitud pero casi todo el tiempo con pendientes de doble dígito, de hasta 22% en sus puntos más duros. Un sitio donde se puede reventar al grupo de favoritos de cara a los últimos 4 km que son en descenso y un corto llano hasta llegar a meta.

La primera semana de competencia termina con la Etapa 9, entre Cartagena y Caravaca de la Cruz. Un día más accesible con sólo dos puertos categorizados y un gran trecho entre el uno y el otro. Posiblemente la fuga sea la principal protagonista del día con los últimos 40 km picando para arriba y los últimos 8 ya del puerto propiamente dicho, que alterna segmentos suaves e incluso en bajada con rampas muy duras. ¿Se la jugará uno de los favoritos en este puerto, antes del día de descanso? ¿Subirán con calma el Xorret de Catí para reservar piernas para un final más sinuoso como en Caravaca?

Etapa 9

Tras el primer día de descanso llega la etapa 10, que será otro de los momentos decisivos de la carrera: la contrarreloj individual de 25,8 km con salida y llegada en Valladolid. El recorrido es mayormente llano con una pequeña colina en la parte inicial y un trazado compuesto en su mayor parte de largos tramos rectos, con más bien pocas curvas, lo que favorecerá el despliegue de potencia pura de Evenepoel, Vingegaard, Thomas o Roglic.

Etapa 10: CRI

Al día siguiente en la Etapa 11 tendremos el primer día verdaderamente unipuerto de la Vuelta, que se ha hecho esperar en comparación de otras ediciones. La llegada será en la cima de Laguna Negra, en Vinuesa, donde posiblemente triunfe una fuga y los corredores de la general prefieran la vigilancia.

La etapa 12 con llegada en Zaragoza será una de transición y propicia para los sprinters, si es que no les hacen sufrir en una subida no categorizada que se culmina a un poco más de 30 km de meta.

Y así entramos en el 3er fin de semana de la competencia con la etapa 13, que posiblemente sea la etapa Reina de esta edición: la del Tourmalet. A pesar de su corta longitud de 134,7 km, este día será capital por la dureza de las míticas subidas que se afrontarán: Col d’Aubisque, Col de Spandelles (con bonificación de tiempo) y final en alto en el Tourmalet, a 2115 metros de altitud.

Etapa 13

El desnivel acumulado será de unos 4300 metros, que en tan corta longitud demuestran lo duro del recorrido, el cual se hará seguramente a tope. Los hombres de la general más escaladores y que hayan salido perjudicados en la crono tendrán en este día (y el siguiente) la oportunidad de proponer y buscar recuperar tiempo. Un encadenado de puertos como este también se presta para hacer uso del equipo y proponer estrategias agresivas, ya sea desde el pelotón o enviando corredores por delante en la escapada.

La montaña continúa con la Etapa 14, que tiene final en alto en el Puerto de Belagua, una subida de 9 km en la que sus dos primeros tercios son complicados con pendientes promedio que no bajan del 7% y alguna rampa a 10%. Antes de este puerto final se subirán dos montañas también muy duras: el puerto de Larrau que se corona a unos 48 km de meta y tiene varios segmentos por encima del 14%, y aún antes de eso el Col Hourcére en la primera mitad de la jornada ya pondrá fatiga en las piernas del pelotón.

Etapa 14

¿Cómo afrontarán los corredores estas dos etapas de montaña consecutivas? ¿En alguna de estas dos veremos parsimonia y tregua entre los favoritos? A pesar de la brutalidad de los puertos de la etapa de Belagua esta tiene más tramos llanos que la del Tourmalet, que es más corta pero presenta puertos más largos y sobrepasa los 2000 metros de altura. Si es que hay consecuencia con el ciclismo agresivo de esta época, deberíamos ver batalla en ambos días, se vale soñar.

La segunda semana de competición terminará con la Etapa 15, una jornada de perfil menos exigente con llegada en Lekunberri. Un puerto de 3ra categoría y un doble paso por una montaña de 2da animarán la etapa. Esa ascensión que se hará dos veces: Zuarrate, tiene una pendiente bastante uniforme alrededor del 5%. Una etapa que será de tranquilidad entre los favoritos después  de dos días muy exigentes, pero que en el papel le podría ir bien a Remco Evenepoel.

Después tendremos el segundo día de descanso, que da paso a la semana final de competición. En el primer día de esta 3ra semana, Etapa 16, el pelotón se encontrará con otra etapa unipuerto, esta vez de tan solo 120 km de longitud y con final en el puerto de Bejes, de 4,8 km con segmentos muy duros desde el inicio. No esperemos muchas diferencias en la general aquí.

Etapa 17: final en el Angliru

La etapa 17 es otra mítica y de importancia para los favoritos: la llegada en alto en el Angliru, uno de los puertos más célebres de España y del ciclismo internacional. Se tratará de otro día corto: solo 126 km con dos puertos antes del infernal coloso final: el Alto de la Colladiella y el acostumbrado Alto del Cordal. Los hombres de la general se batirán en las imposibles rampas de este puerto como Les Praeres o la ilustre Cueña les Cabres, sitios donde es necesario saber sufrir y la ayuda de compañeros poco vale. Día marcado en rojo.

Etapa 18

Al día siguiente del Angliru tendremos más montaña, quizá la última oportunidad para diferencias importantes en la general: la Etapa 18 con final en alto en la Cruz de Linares. Este puerto se subirá dos veces, siendo la primera de ellas bonificada en tiempo. Se trata de una ascensión de 8 km que en su primera mitad presenta rampas muy uniformes de entre 9 y 10% de pendiente mientras que en los últimos 3 km tiene algún descanso pero sectores que están al 11%. Antes de las dos subidas a Linares, se subirán 3 puertos categorizados siendo el más difícil el Puerto de San Lorenzo. Con 17 etapas en las piernas y sobre todo tras salir del Angliru, esta jornada puede ser el día malo de alguno de los corredores importantes, aún más si los equipos rivales endurecen el ritmo desde lejos.

La etapa 19 entre La Bañeza e Iscar es totalmente llana, premio para los velocistas que hayan sobrevivido tres semanas plagadas de montaña y rampas durísimas. En el último sábado tendremos la Etapa 20 que será la más larga de la edición con 208 km. Será un día sin un metro llano y 10 ascensiones categorizadas, se estará subiendo o bajando en todo momento. Aunque ninguno de los puertos se destaca por su dureza siendo en su mayoría subidas tendidas, la fatiga acumulada y el constante sube y baja pesarán en las piernas. El Alto de San Lorenzo El Escorial será el último puerto del día, será bonificado y se coronará a menos de 16 km de meta. A menos que las diferencias en la general sean muy apretadas, los favoritos lo tomarán con calma y dejarán que lo apasionante de esta jornada sea la lucha por la etapa.

Etapa 20

Finalmente, tendremos la tradicional llegada en Madrid con un final previsible al sprint.

Los favoritos

Como anunciábamos al inicio, la participación en esta Vuelta a España es de primerísimo nivel pero hay un equipo que es llamado a ser el dominador de la carrera.

Jumbo Visma: Por nombres es uno de los equipos más fuertes, o acaso el más fuerte, de la carrera. Si bien Evenepoel es el campeón defensor, por la calidad del equipo y por el hecho de tener dos grandes bazas para la victoria de la general se esperará que el Jumbo domine el pelotón y proponga la iniciativa en los momentos claves.

Roglic y Vingegaard en el Dauphiné 2022 (Photo: AFP)

Primoz Roglic llega a España tras haber ganado el Giro d’Italia y con la ambición de conseguir su 4to título en Madrid e igualar el récord histórico de victorias de Roberto Heras. Ha ganado en todas las carreras que ha disputado este año, con lo que ha espantado los fantasmas de la difícil temporada 2022 que tuvo. Su principal carta es la inteligencia a la hora de correr, sabiendo dónde golpear y confiando en su explosividad para los metros finales de las etapas, estilo que hay que decir que muchas veces no brinda espectáculo.

Esta edición de la Vuelta es quizá la primera carrera de tres semanas a la que Roglic no llega como máximo líder del equipo ya que compartirá galones con el doble ganador del Tour de France Jonas Vingegaard. Ya en el pasado el Jumbo había apostado a doble baza con los mismos dos corredores pero en esas ocasiones el esloveno era el que llevaba la batuta y el danés era el plan B; hoy llegan a Barcelona en igualdad de consideración e inclusive se podría decir que Vingegaard, tras la exhibición formidable que hizo en el Tour, tiene más peso que Roglic.

No sabemos en qué condición física llega el danés tras el enorme gasto que supuso el Tour de France y eso es precisamente lo que nos detiene a muchos de nombrarlo máximo favorito para esta Vuelta, pero aún si estuviese a un 80% de lo que vimos en Francia, eso bastaría para que pelee codo a codo el título, tanta fue la calidad de lo que vimos en Julio. Tanto la alta montaña como la crono son terreno para que Vingegaard saque diferencias. En su caso, días como el de Andorra o el Tourmalet (puerto en donde protagonizó uno de los mayores ataques en el Tour hace poco más de un mes) serán los más favorables. Roglic a su vez es rival de cuidado en la montaña y en la crono, pero su estrategia podría basarse más en rematar en las etapas unipuerto (si no se las dejan a la fuga) o en las llegadas más cortas y explosivas, y recoger bonificaciones.

Hay que mencionar en esta escuadra a un escalador de enorme calidad que está haciendo un derroche de cualidades esta temporada como lo es Sepp Kuss. El norteamericano fue pieza clave del equipo en el Giro, también en el Tour y si es que el equipo logra la hazaña e ganar las 3 grandes de este 2023 en España, una buena parte de ello se la deberán al incombustible Kuss. Tratnik, van Baarle, Valter son otros corredores muy fuertes que harán imponer su ley en los días más difíciles.

Remco Evenepoel: El campeón defensor viene a la Vuelta, carrera que inicialmente no tenía prevista hacer, buscando reivindicarse en competencias de tres semanas tras haber tenido que abandonar el Giro. Flamante campeón mundial contrarreloj, la etapa 10 posiblemente sea para él y logre sacar tiempo a sus rivales (aún a los más fuertes en la especialidad, nuevamente hay que ver cómo llega Vingegaard) pero tampoco serán diferencias definitivas al tratarse de una crono más bien corta, así que deberá ir a buscar tiempo también en la montaña.

(Photo: Stefano Sirotti)

En la Vuelta del año anterior ya despejó en varias ocasiones las dudas que algunos podían tener sobre su calidad en la alta montaña, así que no hay que sorprenderse que salga a proponer en algunas de las llegadas en alto. Su Talón de Aquiles en esta Vuelta será que no tiene el equipo más fuerte, sus principales escuderos en la montaña serían Jan Hirt y James Knox, los cuales no podrán hacer mucho frente a los trenes de vatios más fuertes; por ello la estrategia del campeón belga puede ser la de dejar a otras escuadras manejar la situación y él sorprender en el momento adecuado con un ataque hasta meta en llegadas como Belagua o Caravaca de la Cruz, incluso mandar compañeros en las fugas para conectar con ellos en los últimos puertos.

UAE Emirates: Otro de los equipos más fuertes de la carrera, aunque en mi opinión un pequeño escalón por debajo de Jumbo. Juan Ayuso se convirtió en la edición anterior en el corredor más joven en el podio de una Gran Vuelta en más de un siglo y es una de las opciones más claras para la general en este año, aunque comparte liderato con Joao Almeida, y en la nómina también está Jay Vine quien puede estar en la parte alta de la general.

Juan Ayuso (Photo: Gian Ehrenzeller / AP)

La presencia de etapas como la de Tourmalet, Angliru o Cruz de Linares serán los principales desafíos para Almeida y donde Ayuso puede escalar posiciones en la general y asumir el liderato del equipo. No obstante, ser el mejor posicionado del UAE no garantiza nada ya que este equipo se ha caracterizado en el pasado por la poca colaboración entre sus corredores, sobretodo cuando hay intereses encontrados.

En medio de todo eso está Jay Vine, corredor fortísimo donde los haya y que ha dado un salto de calidad en las cronos, con lo que no debería perder demasiado tiempo en la etapa 10. La Vuelta anterior fue uno de los corredores revelación y este año si evita las caídas puede meterse en posiciones de privilegio en la general.

Marc Soler, Finn Fisher-Black y Domen Novak completan el poderío de este equipo en la montaña.

Geraint Thomas: El galés de 37 años se niega a pasar la antorcha y dejar de ser favorito en carreras de tres semanas. Fue un sorpresivo 2do lugar en el Giro (es cierto que tuvo más espacio por el abandono de Tao Geoghegan-Hart) y aunque el resto de sus resultados en esta temporada han sido muy discretos, si él y el equipo han decidido que vaya a la Vuelta es porque se saben fuertes.

(Photo: Tim de Waele)

Las opciones de Thomas pasarán por no dejarse mucho tiempo en la crono, que es su especialidad natural, y en buscar mantenerse con los favoritos a toda costa como hizo en el Tour 2022 y que le valió para subirse al podio. Una carrera estancada por la vigilancia entre Jumbo y UAE le beneficiaría, pero si como muchos esperamos tendremos una vuelta muy movida gracias al atrevimiento de Evenepoel o un Vingegaard que no tiene nada que demostrar, G podría sufrir más de la cuenta entre cambios de ritmo y ataques lejanos.

El equipo que le acompaña es muy sólido con Filippo Ganna quien buscará en la crono de Valladolid su revancha frente a Remco por el mundial, pero que en cualquier otro día puede salvar cualquier situación tirando en el llano o en la montaña, Thymen Arensman que no termina de alanzar las expectativas que teníamos sobre él al momento de llegar a Ineos pero que es un gran corredor polivalente en crono, llano y montaña; Egan Bernal es parte de la nómina doblando Tour y Vuelta en su camino a la recuperación. El corredor de Zipaquirá está creciendo exponencialmente en este 2023 de tener problemas para terminar las carreras a haber hecho un buen trabajo para el equipo en el Tour y ahora hacer otra carrera de tres semanas, competirá sin responsabilidades igual que en Francia, con el objetivo de ayudar a sus compañeros. Omar Fraile, Jonathan Castroviejo, que es un poderoso gregario todo terreno, o Laurens de Plus son otros de los potentes gregarios que apoyarán a Thomas. Si es que el galés por algún motivo se ve lejos de pelear la general, este mismo equipo tiene grandes opciones para pelear por etapas.

Enric Mas: El corredor mallorquín llegaba con altas expectativas al Tour de France, pero tuvo que abandonar tras fracturarse la escápula en la misma caída que descontó a Richard Carapaz. Si el Movistar le ha alineado consideran que está totalmente recuperado pero la cuestión es si ha podido entrenarse de manera satisfactoria de cara a esta Vuelta. Como vimos en el recorrido, hay etapas importantes muy temprano en la carrera y si no comienza en su mejor estado de forma, o cerca de él, puede ceder tiempo que luego le va a ser muy difícil recuperar. De todos los candidatos que hemos citado aquí es el que peor hace la contrarreloj así que esa etapa 10, de la que muchos de los líderes saldrán muy cerca unos de otros, será un obstáculo a vencer. Esto le obliga a proponer en la alta montaña, así que veamos si tenemos la versión más agresiva de Enric Mas que la afición española ha esperado mucho tiempo.

(Photo: Getty Images)

El equipo Movistar que le acompaña es muy interesante, con un Einer Rubio que ha hecho una muy buena temporada y está subiendo muy bien, y el constante portugués Guerreiro como dos de los mejores escaladores del equipo para trabajar por su causa. A última hora ha entrado al equipo Imanol Erviti reemplazando a Carlos Verona, aportando mucha experiencia pero queda por ver si las mejores piernas, sobre todo en esas etapas complicadas de media y alta montaña. Corredores como García Cortina u Oier Lazkano más bien irán a pelear las etapas más accesibles a sus características.

Outsiders, caza etapas y algún sprinter

Otros corredores llegan con ambiciones de general pero que forzosamente estarán por detrás de los grandes favoritos mencionados arriba. Hugh Carthy es uno de ellos, el británico ya fue podio en la Vuelta del 2020 y liderará el equipo EF ante la ausencia de Richard Carapaz que no ha podido recuperarse a tiempo de la lesión de rodilla sufrida en el Tour. Desde aquella gran Vuelta que hizo hace tres temporadas Carthy ha sido muy poco consistente con sus resultados, pero si tiene sus mejores piernas puede estar cerca de los mejores.

Eddie Dunbar, el irlandés líder del Jayco terminó en un muy honroso 7mo lugar del Giro y seguro buscará revalidar sus condiciones de corredor de 3 semanas con un buen resultado en esta Vuelta y demostrar que lo de Italia no fue fruto del azar.

Mikel Landa, Damiano Caruso o Santiago Buitrago, los tres principales corredores del Bahrain, también están en esta categoría. Caruso fue 4to en el Giro de este año y es un corredor que a base de regularidad puede ser el de su equipo que más arriba termine en la general. En una Gran Vuelta con tanta montaña y finales en alto debería ser Buitrago el llamado a buscar las fugas o los ataques inesperados y así ser protagonista. ¿Le alcanzará esto al colombiano para estar en el Top 10? Difícil saberlo pero más de una victoria de etapa si puede cosechar, y en cuanto a Landa, pasó desapercibido en el Tour así que esperemos que haga un despliegue de su famosa ambición Landista en la carrera de casa, al menos para despedirse a lo grande del equipo Bahrain.

Alexandr Vlasov también pertenece a esta lista de outsiders. Tuvo que retirarse del Giro cuando iba en el Top 10 y es un corredor de grandes y variadas cualidades, arropado por un equipo Bora que siempre arma equipos competitivos para grandes vueltas, esta vez con nombres como Emanuel Buchmann, Sergio Higuita o Lennard Kamna. Cualquiera de estos tres nombres, en caso de tener libertad ya sea por debilidad de Vlavos o por estrategia, puede convertirse en sendos caza-etapas.

Con un recorrido en donde varias tapas pueden ir para la fuga, hay varios equipos que le pondrán todas sus cartas a este objetivo. El Groupama es uno de ellos con corredores como Storer, Molard o el joven Lenny Martinez que hace su debut en Grandes Vueltas. El Trek también entra en esta descripción con Juanpe López, Bauke Mollema Julien Bernard o Kenny Elissonde en la cruzada por etapas, o quien sabe hasta por la montaña.

Y en el apartado de los sprinters, con tan pocas oportunidades claras que tendrán no es de sorprenderse la poca afluencia de especialistas: Juan Sebatián Molano, Kaden Groves o Davide Cimolai disputarán las llegadas masivas que hayan.

Pronóstico:

⭐⭐⭐⭐⭐Remco Evenepoel, Jonas Vingegaard

⭐⭐⭐⭐Primoz Roglic, Geraint Thomas

⭐⭐⭐Juan Ayuso, Joao Almeida, Enric Mas

⭐⭐Alexandr Vlasov, Damiano Caruso, Hugh Carthy

Eddy Dunbar, Mikel Landa, Jay Vine

Marcelo Hernández

¿Te gusta lo que hacemos? Puedes seguirnos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2023 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

9 pensamientos sobre “Vuelta a España 2023 – Previa General

  1. Creo que por fin veremos qué es capaz de hacer Remco ante corredores como los del Jumbo, para mí la primera línea de favoritos estará entre Roglic y Jonas, si este último está a un 60% de como estuvo en el Tour debería sacar unos 4 minutos de ventaja a sus rivales

  2. Los Jumbo son tan buenos que hasta son capaces de hacer el 1-2. Veanos como pasa Remco la alta montaña. Ayuso gran candidato para el podio final.

  3. Todo se andará y Remco es muy bueno, después puede salir alguna nueva figura que sería deseable y si fuese español mejor.Pero difícil.
    Y dar en el pronóstico como ganador a Landa no tiene mucho sentido cuando no quería ni correrla.
    Que gane el mejor.

  4. Me gusta y me sorprende la previa… Normalmente, Roglicz es el más favorito, pero creo que Remco está superando constantemente al anterior Remco… por eso mis apuestas están con Merckxito…
    Vingegard no creo que alcance un 2 pico y decir que con un 90% le alcanza para ganar es menospreciar la calidad de sus rivales.. si no está fino lo van a soltar… hasta el momento no he visto nadie ganando de nombre, ni nadie perdiendo por miedo… para los que no han competido, el ciclista lo único que piensa es “el también tiene 2 como yo”….
    Veo a Ayuso dando un palazo, metiéndose al podio y poniendo en aprietos al que gane la vuelta…
    Es que hay una camada de niños gigantes que darán alegría a esta vuelta, gente como Cian, Poole, Greigore, Lenny, Onley, entre otros, darán emociones por montón…
    Lo anterior no provocará la jubilación de los “abuelos”, porque la tercer semana sacarán su casta Thomas, Landa, Caruso….

  5. Todo un poco dudoso; estan al 100 % Roglic y Remco? Le pasa factura el Tour a Vinge? Voy con + o – la logica.
    Vinge
    Remco
    Ayuso
    Roglic
    Thomas

  6. Que mal que hayan eliminado el comentario que muy respetuoso hice respecto al artículo. Si no quieren que buenas críticas u opiniones que contraríen lo dicho por los redactores de aquí, es bueno que lo hagan saber. Me genera decepción y sorpresa, la verdad.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
%d