Análisis: El ajedrez detrás de la ‘maglia rosa’ en el Giro 2016 – Ciclismo Internacional

Análisis: El ajedrez detrás de la ‘maglia rosa’ en el Giro 2016

Por @pmpalermo

Mientras Vincenzo Nibali celebra su título en el Giro de Italia, en ciclismointernacional.com comenzó el período de análisis posterior al evento, una edición tan cambiante que merece un repaso y explicación justamente sobre eso.nibali rosa

De este modo, tras haber revelado los motivos que encumbraron al “Tiburón” y escoger el ‘9’ Ideal, es ahora el momento de desglosar a los 8 hombres que portaron la maglia rosa y sus circunstancias, situación que permitirá entender un poco mejor el desenlace de la prueba.

Para ello, separaremos las tres semanas en bloques, centrándonos en los ocupantes del top 4 y profundizando en los parciales decisivos donde hubo movimientos notorios en la tabla principal.

*Etapas 1 a 7: Inicio del Giro, crono corta, jornadas planas o de media montaña, condimentos perfectos para un primer líder holandés -Tom Dumoulin- que prestó transitoriamente la punta a Marcel Kittel, para recuperarla en la etapa 7. El de Giant, que abandonaría la competencia por un forúnculo, hizo buenos los pronósticos y encabezó la general en los primeros compases, amenazando con repetir su gesta de la pasada Vuelta a España, especialmente cuando atacó a los demás gallos en la toma de contacto con la montaña.tom dumoulin

Rara vez el primer puntero es campeón y esta no fue la excepción, pero esos siete parciales enseñaron quiénes tenían buenas piernas, ya que Valverde, Kruijswijk, Chaves y Nibali casi no se picaron tiempo y quedaron en apenas 19 segundos y dentro del top 10 merced a una crono brillante de los cuatro y poco terreno real para hacerse daño, incluida la ascensión a Roccaraso en la que apenas hubo huecos de 14″ entre los cuatro que disputarían la general.

-Los líderes al término de la etapa 7:

  • 1° Tom Dumoulin
  • 5° Steven Kruijswijk a 38″
  • 6° Alejandro Valverde a 41″
  • 8° Esteban Chaves a 44″
  • 9° Vincenzo Nibali a 47″

*Etapas 8 a 12: Tras la primera semana y la casi insípida toma de contacto con la montaña, los jefes de fila empezaron a apretar un poco, especialmente Alejandro Valverde, quien tomó las riendas en el sterrato de Arezzo y propició la debacle de Dumoulin. Adelante, Brambilla destrozaba la fuga y se alzaba con la victoria y la punta de la general, condición que aguantaría en la crono del día siguiente, cuando todos esperaban otro cambio de liderato.

Justamente en Chianti, Nibali volvió a ser el mejor de los favoritos sobre la cabra y metió 10″ a Kruijswijk, 11″ a Valverde y 1’25” a Chaves. Así llegó la etapa 10, nuevo parcial montañoso que encumbró al sorprendente Bob Jungels y donde los capos mantuvieron una paridad enorme, evidente en los pocos segundos (4) picados entre sí.giro sterrato

La 11° etapa no abrió diferencias en ningún sentido, aunque enseñó algunas falencias de Kruijswijk para descender, ya que sólo Chaves y Valverde pudieron acompañar a Nibali tras coronar Forccella Mostaccin. Luego habría reagrupamiento y el incidente quedaría tapado, pero como ya se sabe, el holandés cometería un error crucial cuesta abajo y cambiaría el devenir del Giro.

-Los líderes al término de la etapa 12:

  • 1° Bob Jungels
  • 3° Alejandro Valverde a 1:07
  • 4° Steven Kruijswijk a 1:07
  • 5° Vincenzo Nibali a 1:09
  • 8° Esteban Chaves a 2:43

*Etapas 13 a 18: Pese a no ir del todo fino, Andrey Amador fue gran protagonista de la mitad inicial de la Corsa Rosa y hasta se dio el lujo de escribir historia para su país, vistiéndose de líder en la primera de cuatro etapas de montaña en los Dolomitas. Ese día, Jungels no pudo seguir el ritmo de Nibali y Chaves, los más activos camino de Cividale del Friuli, donde el italiano batió en un sprint por la última bonificación disponible en meta a Valverde, quien dijo no estar al tanto del hecho.

Pero lo más relevante sucedería en la etapa 14, cuando Kruijswijk descubrió sus armas y, junto al de Bogotá, reventó a Nibali. El dúo se jugaría la etapa, finalmente para el de Orica, mientras el ‘tulipán’ se colocaría la maglia rosa que ya no soltaría hasta la Cima Coppi. La altitud le pegó duro a Valverde, que parecía descartado debido a una sangría de 3 minutos con los dos protagonistas principales (2:23 con el de Astana), en tanto que el “Tiburón” limitó daños arribando a 37″, feliz de haber soltado a quien consideraba el hombre a vencer -el capo de Movistar- y preparado para lo que vendría.

Así llegó la cronoescalada, escenario de un recuperado Valverde, un Kruijswijk dominante y un Chaves que subió mejor que nadie y saltó hasta la 2° plaza del podio. ¿Nibali? Se hundió físicamente (dijo que sufrió problemas intestinales) y encima sufrió un percance mecánico que le costó más tiempo, pero así y todo, se aferró al cajón, algo clave en vista de su título. Las diferencias en Alpe di Siusi: Kruijswijk le endosó 23″ al murciano, 40″ al “Chavito” y 2:10 al “Tiburón”, quien al igual que Valverde dos días antes, parecía descartado para el cajón en Torino.

Getty
Getty

Tras el día de reposo, los gallos salieron a destrozar a Kruijswijk en el corto y emocionante 16° parcial, pero el holandés respondió sin problemas y solidificó su posición, en tanto que Valverde estrenó su palmarés y Nibali, que se hizo cargo otra vez de seleccionar, lució un poco mejor pese a quedar nuevamente cortado y a 1:47 (más bonificaciones). Chaves cometió un error táctico y corrió toda la jornada persiguiendo infructuosamente, cediendo 42″ (más bonificaciones) y gastando energías que echaría en falta en el cierre del Giro. Aún quedaban los Alpes en el horizonte y poco sucedió entre los punteros en las trepadas a San Maurizio y Pramartino de la extensa etapa 18, última de Kruijswijk como líder, aunque en ese punto, todo lo señalaba como seguro campeón.

-Los líderes al término de la etapa 18:

  • 1° Steven Kruijswijk
  • 2° Esteban Chaves  a 3:00
  • 3° Alejandro Valverde a 3:23
  • 4° Vincenzo Nibali a 4:43

*Etapas 19 a 21: El  intratable Kruijswijk, único corredor sin fisuras hasta el momento, se encaminaba al título seguido por Chaves, Valverde y Nibali, quienes por ese entonces, habían subido y bajado posiciones debido a desfallecimientos o errores tácticos.

Pero el valor de los jefes de Orica y Astana hizo mella en el puntero, que arribó a la cima del Agnello al límite y lo pagó con un error en la bajada, donde se estrelló contra un muro de nieve y perdió sus esperanzas de ser campeón.

El “Tiburón” olió la sangre y resucitó, quedándose con la victoria en Risoul frente al escarabajo, que se vistió de rosa y tocó el cielo con las manos. Detrás, el “Bala” volvió a sentir los efectos de la altura y cedió terreno. La clave estuvo en el desgaste efectuado por todos hacia arriba y la mala recuperación en el llano previo a Risoul, donde Nibali se alimentó correctamente mientras Chaves tiraba endomoniado junto a Plaza para incrementar el hueco sobre Kruijswijk, quien hacía lo propio buscando parar la hemorragia.

vincenzo nibaliLos ‘telefónicos’ quedaron en medio, por lo que también volaron para alcanzar a los punteros y rematar al holandés. Lo correcto debió haber sido aminorar el ritmo y arribar más enteros al puerto conclusivo, donde las diferencias pudieron ser otras y quizás también el ganador, a quien nadie discute su arrojo y la inteligencia táctica para parar a Scarponi y luego subir mirando los vatios.

Chaves llegó en crisis pero de rosa a 53″ del siciliano, Valverde cruzó a 2:14 y Kruijswijk, todo magullado, salvó el 3° escalón de la general pese a terminar 4:54 más tarde. De este modo, el podio dio un nuevo giro, revitalizando al de Astana y hundiendo por segunda vez al de Movistar.

-Los líderes al término de la etapa 19:

  • 1° Esteban Chaves
  • 2° Vincenzo Nibali a 44″
  • 3° Steven Kruijswijk a 1:05
  • 4° Alejandro Valverde (Movistar Team) a 1:48

Todo quedó para el 20° tramo de competencia, donde Astana esperó hasta el Colle della Lombarda -penúltima trepada del día- para imprimir un ritmo asfixiante que posibilitó a Nibali un ataque sin ir a fondo que le valdría el campeonato. Chaves, que ya iba con la lengua afuera, se dejó la piel sobre la ruta pero no pudo seguirlo, ni tampoco a su compatriota Urán, quien trató de echarle un cable. Por su parte, el experimentado murciano evidenció su poder de recuperación y trepó al podio en un agónico regreso que podría ser un ejemplo de lo que fue este Giro de cambios constantes. Kruijswijk, el más sólido en lo físico hasta el Agnello, hizo lo que pudo con una costilla rota y acabó 4°, poco tras sus 18 magníficos días previos pero, así y todo, su máximo logro como profesional.

-Los líderes al término de la etapa 20:

  • 1° Vincenzo Nibali (Astana)
  • 2° Esteban Chaves (Orica-GreenEDGE) a 52″
  • 3° Alejandro Valverde (Movistar Team) a 1’17”
  • 4° Steven Kruijswijk (LottoNL-Jumbo) a 1’50”

Conclusiones

Nunca se sabrá qué hubiera sucedido sin el accidente de Steven Kruijswijk, único participante que no mostró fisuras en su forma rodando en condiciones normales (cedió por las lesiones tras el golpe).

Sin equipo ni para recibir una botella y tras arribar jadeando a la Cima Coppi, podría pensarse que iba camino de perder fuelle, pero con tres minutos de margen, todo apuntaba a que el Trofeo Senza Fine tendría su nombre grabado en el arribo a Torino.

Por características propias y de equipo, Vincenzo Nibali se comportó como el verdadero patrón del evento desde el día que Landa flaqueó en Praia a Mare, aunque no pudo plasmar ese estatus en la carretera sino hasta los Alpes. En medio, sufrió como nunca en su trayectoria y pareció sentenciado en la cronoescalada, tercer parcial seguido en el que no estuvo con sus contrincantes.

Ya explicamos los pormenores de su título, así que no los repetiremos ahora, pero puedes leerlos aquí.

Alejandro Valverde, de quien poco se habla, hizo historia y ya atesora podios en las tres grandes vueltas. Aquí se dio el gusto de añadir un parcial a su palmarés y de trepar al cajón luego de dos hundimientos (Corvara y Risoul) y sus respectivas resurreciones.

Experimentado como pocos, supo sufrir en las buenas y las malas, y completó su asalto al cajón en el final de la Colle della Lombarda, su descenso y una magnífica subida a Sant’Anna di Vinadio.

Esteban Chaves fue, junto a Kruijswijk, el mejor escalador del Giro. Sus cualidades e inexperiencia le costaron caro en la crono larga, donde regaló 1:25 y reveló un avance que, por ahora, se antoja insuficiente.

Sin embargo, pudo empezar a perder el Giro en la etapa 16, donde Astana y Movistar lo pescaron a contrapié y lo dejaron cortado definitivamente, equivocación que le costó casi un minuto pero, más grave aún, dos horas tirando a tope, la última de las cuales fue una exhibición en montaña de su parte. Elogiable por el coraje y fortaleza pero imperdonable desde lo estratégico.

Por todo eso, venció quien fue más grande en sus flaquezas, más inteligente en los buenos momentos y, por supuesto, quien contó con el bloque más potente. Nibali es un campeón con actitudes propias de otra época, no lo remataron cuando estuvo al borde del abismo y le hizo pagar ese pecado a sus oponentes.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

10 pensamientos sobre “Análisis: El ajedrez detrás de la ‘maglia rosa’ en el Giro 2016

  1. a mi me encantó la carrera, por lo cambiante y emocionante. hubo lucha hasta el último día, ataques, nadie se guardó nada. ojalá haya más carreras así.
    gracias por la cobertura diaria, las previas, los analisis. todo.

  2. Buen análisis como siempre!! Claro y objetivo para todos!!

    Saludos desde Ecuador

  3. Excelente artículo Pablo. A todos nos quedó el sin sabor de lo que pudo ser con Kruswik y Chaves, pero, junto a Nibali, demostraron para la posteridad el valor de la experiencia. Inolvidable carrera el giro del 2016.

  4. Muy buena explicacion de algo que me resulta inexplicable como lo es el que Kruijswick no haya ganado este Giro.

  5. ANDREY ERA MEJOR QUE VALVERDE, PERO LOS INTERESES ESTAN POR ENCIMA DE LAS CUALIDADES. ESTEBAN CHAVES LE FALTO OTRO ESCALADOR PARA QUE LO AYUDARA, LE FALTO EQUIPO, ORICA ES UN TEAM DE SPRINTERS. HICIERON ALGO.

  6. Excelente análisis.
    Hermoso Giro.
    INCREIBLE el error de no alimentarse. Es básico. Lees miles de veces lo im portante qun es. Claro ejemplo de cómo el estrés te impide hacer las cosas bien.
    Saludos!

    1. Hola Carlos, te referís a Kruijswick ?, le endilgan su accidente a la falta de alimentación?

      1. Fer. Parte del error a la falta de alimentación, algo por demás lógico sin un equipo que te alcance una botella. Kruijswijk afirmó que llegó a la Cima Coppi al límite y mi experiencia como corredor me indica un corredor casi hipoglucémico. La hipoglucemia se evita comiendo y tomando con antelación. Además, los efectos incluyen mareos, visión borrosa, torpeza de movimientos, cóctel suficiente para la caída que sufrió.
        Además, me tomé el trabajo revisar las últimas dos etapas y los rostros de Nibali eran calmos y enfocados, los de Chaves y Kruijswijk desesperados, con la lengua afuera. En el llano previo a Risoul, en vez de medirse, comer y llegar pletóricos al puerto, buscaron conectar, y pagaron ese error en las primeras rampas.

  7. Muy bueno su comentario pero considero q chaves no se llevo el triunfo x la falta de gregarios todas las etapas de loma las asumio solo contra un astana con buenos trepadores q lo llevaron en un buen tramo y en una competicion d estas nevesitas d un buen equipo.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog

Descubre más desde Ciclismo Internacional

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo