Carapaz arremete contra su Federación por el cupo a Juegos Olímpicos – Ciclismo Internacional

Carapaz arremete contra su Federación por el cupo a Juegos Olímpicos

8

Por @jmhers

El campeón olímpico vigente Richard Carapaz ha dado una serie de duras declaraciones ante la perspectiva de que el único cupo que tiene Ecuador para la carrera masculina de París 2024 pueda ser asignado a Jhonatan Narváez. Repasamos cuáles son los hechos y si hay argumentos para que Narváez asista a la justa olímpica.

Tokyo 2020 Olympics – Cycling – Road – Men’s Road race – Medal Ceremony – FSW – Fuji International Speedway – Shizuoka, Japan – July 24, 2021. Gold medallist Richard Carapaz of Ecuador celebrates on the podium. REUTERS/Christian Hartmann

El 17 de Octubre de 2023 quedaron definidos, con base en el ranking de naciones de la Unión Ciclista Internacional (UCI), los cupos por país para el ciclismo de ruta en los Juegos Olímpicos de París 2024 y quedaba asentado que Ecuador contaría solamente con una plaza para el evento masculino.

Dado que el sistema de clasificación del ciclismo de ruta no es personal sino que recae en las Federaciones nacionales asignar los corredores para llenar los cupos, la decisión de qué ciclista representará a Ecuador usando esa única plaza queda en manos de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo (FEC). Ciclismo Internacional informaba el 12 de abril sobre los cambios en el ciclismo de ruta que llevaron a que Ecuador solo tenga un cupo y sobre el reciente reglamento de selecciones que la FEC había emitido para normar su decisión (reglamento que trata también carreras continentales y el mundial).

Ya en ese entonces se visualizaba que bajo los parámetros del reglamento de la Federación las mayores posibilidades de ir a París estaban con Jhonatan Narváez quien tiene algunos de sus objetivos principales durante la primavera y que suele cosechar mejores resultados y por ende más puntos UCI que Carapaz en esa parte de la temporada.

El rumbo que iban a tomar los hechos en los últimos días fue imprevisto. Richard Carapaz, quien volvió al Ecuador por un breve período tras su participación en el Tour de Romandía y antes de regresar a Europa a preparar el Tour, dio una entrevista al canal de televisión Teleamazonas que se publicó el 7 de mayo y en la que emitió unas categóricas declaraciones sobre el proceso de selección para los olímpicos.

“Es algo que yo me lo he ganado [la participación en París] que no una persona que está sentada en un escritorio me la puede quitar. Es algo que a mí me pertenece [el cupo olímpico] y que no debería entrar en discusión” y añade: “No me vengas que en marzo sacas un reglamento que está vigente hasta mayo, que no tiene sentido (…) y ahí te das cuenta de quienes nos están dirigiendo en la Federación”.

En una entrevista publicada al día siguiente, 8 de mayo, por el periódico digital Primicias, Carapaz hace hincapié en el mismo punto: “No sé por qué la Federación quiere alargar el nombre de la persona que tiene que ir, cuando es más que obvio que ese puesto me lo he ganado”. Al ser consultado si es que se socializó el reglamento de selecciones, el corredor del EF Easy Post responde: “No, yo lo conocí cuando lo publicaron. A mí nunca me dijeron va a haber un reglamento y va a ser de esta manera. Conmigo nunca se socializó.”

Y es que el tiempo en el que fue publicado el reglamento es una de las principales falencias del mismo ya que, al estar en gran parte basado en los puntos UCI que los corredores obtengan entre Enero y Mayo de 2024, lo correcto sería que se conociera desde antes del inicio de la temporada para que los corredores tuvieran esta meta clara a la hora de afrontar las carreras. Hay que conceder que en el caso de ambos corredores, pero aún más de Carapaz, difícilmente iba a haber cambios en la planificación de la temporada por necesidad de puntos para cumplir con los criterios de la FEC.

La Federación ecuatoriana respondió a las declaraciones de Carapaz en una entrevista concedida por su presidente Santiago Rosero a Primicias y publicada el 11 de mayo. Ahí Rosero desmiente que no se haya socializado el reglamento y dice que hubo repetidos intentos de la FEC por contactar a Carapaz: “que se diga que desde la Federación o desde mi persona no hay la intención de hablar con él, es faltarle totalmente a la verdad (…) Tengo los mensajes donde se le pedía tratar tres temas. Le invité a tomarse un café para hablar de los Juegos Olímpicos, del campeonato mundial y que nos ayude” afirma el directivo enumerando otras ocasiones en que intentó concertar reuniones con Carapaz sin respuesta. La socialización con Narváez sí habría sido posible e incluso indica Rosero que se incluyeron algunas observaciones del corredor de Ineos en la versión final.

Si ha sido así, Richard Carapaz también tiene responsabilidad en lo inadecuado de la publicación del reglamento.

En días posteriores el campeón olímpico acusó en sus redes de que el proceso de selección de la FEC está viciado por favoritismos y vendettas personales contra él, temor que ya había anticipado en su entrevista con Primicias.

Estos son los hechos. El dilema al que se enfrenta la Federación ecuatoriana es bastante complicado debido a que los dos posibles seleccionados ecuatorianos son de una altísima calidad.

Richard Carapaz ha escogido como argumento para reclamar el cupo el hecho de que es el campeón defensor y es verdad que la presencia del ganador vigente tiene un poder simbólico muy importante y sería lo ideal en este y muchos otros casos, sin embargo en ninguna disciplina olímpica hay un cupo directo para el medallista de oro previo. Yendo más allá, en el ciclismo no está reglamentado que los puntos UCI, que se usan para asignar las plazas a nivel de países, otorguen más o menos derecho a un corredor a ser llamado a una selección y mucho menos los puntos del ‘ciclo olímpico’ ya que ni el calendario del ciclismo profesional mundial ni su sistema de puntuación se basan en ese período de tiempo.

Por eso es que resulta llamativo que estos sean los mayores argumentos de Carapaz, que son hasta innecesarios cuando por sus condiciones y características deportivas tiene perfecto derecho de estar en París donde seguramente sería protagonista.

Pero el hecho es que Ecuador tiene otra excelente opción de seleccionado en Jhonatan Narváez (con el permiso de los demás corredores élite ecuatorianos, varios de los cuales también aportaron también puntos relevantes).

El corredor del Ineos Grenadiers mostró un enorme potencial desde sus primeros años en la máxima categoría en la estructura del Soudal Quick-Step, potencial que se está concretando en resultados actualmente. Narváez es un corredor con una buena potencia para rodar en el llano, explosividad para las cotas cortas, sprint y un gran fondo, características que son de las más apreciadas en corredores de clásicas pero que son casi inéditas en un ciclista latinoamericano. En los últimos años ha estado cerca de las mayores estrellas de la década como Mathieu van der Poel o Wout van Aert en varias carreras de un día. La mala suerte impidió que le viéramos disputar los primeros lugares en el mundial de Glasgow el año pasado pero se ha resarcido en parte con la victoria de mucha categoría que se llevó en la etapa 1 del Giro d’Italia frente a un Tadej Pogacar que quería ganar ese día e hizo todo lo posible para hacerlo, lo que muestra la madurez que ahora tiene tanto en las piernas como en la cabeza y que era de las pocas cosas que podíamos decir que le faltaban.

Para esta decisión debería primar el análisis de lo ciclístico, tanto de los corredores como de la carrera. En el artículo del 12 de abril mencionábamos que Narváez ha hecho buenas actuaciones en perfiles parecidos al de París y las ha revalidad en el Giro; también Carapaz que es un lector de carreras extremadamente bueno ha tenido éxitos en etapas con poco desnivel.

La FEC ha dicho que está agotando todos los recursos posibles para que se extienda un cupo adicional para Ecuador. Una de las posibles formas de lograrlo sería el acudir al literal F.1. de las reglas de clasificación de la UCI en donde se habla de reubicar plazas no usadas por otros países, aunque se establece que se dará prioridad a naciones que cuenten con 0 cupos. Si es que la FEC logra gestionar esa segunda plaza será una gran victoria de esta entidad y en parte compensaría lo desprolijo que se ha manejado el asunto de selecciones nacionales en general y de la selección para París 2024 en particular. La FEC ha recibido reclamos de arbitrariedad en sus selecciones nacionales de todas las categorías durante muchos años y en diferentes administraciones, por lo que es entendible que quisieran ahora acudir a lo numérico de los puntos UCI para evitar más acusaciones, pero el reglamento se hizo algunos meses demasiado tarde y los números por sí solos no son adecuados para juzgar una decisión tan complicada. El escenario ideal sería que exista un seleccionador nacional oficial que sea quien analice y acuerde con los corredores, con un poco más de anticipación, quienes van a los diferentes eventos. Ecuador no cuenta con esa posición de seleccionador y Rosero indicó en su entrevista que es por un tema presupuestario.

La posición que ha asumido Richard Carapaz por otro lado resulta también resulta controversial. El ciclista le dice a la opinión pública que el cupo olímpico le pertenece cuando reglamentariamente le pertenece a la Federación, y al insistir que él debe ser seleccionado porque es el que tiene más puntos UCI entra en un terreno pantanoso ya que difícilmente se podrá concordar en que el ranking individual (que ha recibido varias críticas e intentos de reforma) sea prueba definitiva de lo apropiado que es un ciclista a una determinad carrera, sobre todo la olímpica. Un gran campeón de talla internacional como él no necesita eso y puede defender sus aspiraciones haciendo énfasis en su talento.

Ecuador’s Jhonatan Manuel Narvaez (R) celebrates with Ecuador’s Richard Carapaz after winning gold in the cycling men’s road race final during the Pan American Games Santiago 2023 in Santiago on October 29, 2023. (Photo by ERNESTO BENAVIDES / AFP)

Aún más, al insistir Carapaz en que hay mala intención, injusticia y corrupción en la FEC indirectamente menosprecia los méritos deportivos de un Jhonatan Narváez que por sus condiciones también puede ser protagonista en París. Al afirmar que solo por contubernio es que Carapaz no es seleccionado, la conclusión lógica a la que se llega (y a la que mucha gente en redes ha llegado) es que Narváez no es merecedor de ser tomado en cuenta y es parte de la supuesta conspiración. No ayudan declaraciones como las que Carapaz dio a Primicias cuando, respondiendo a si festejaría un éxito olímpico de Narváez, dice: “Que me den la certeza que Narváez va por una medalla”

Si la alternativa a Richard fuera un corredor sin ninguna credencial ni posibilidad en la carrera olímpica, el respaldo al campeón vigente sería unánime y este artículo así lo reflejaría, pero no es así.

En definitiva, la posibilidad de que Narváez asista a París merece ser estudiada con responsabilidad, al igual que las opciones que un experimentado Richard Carapaz, saliendo con ritmo del Tour de Francia, tendrá en la carrera olímpica.

Ante el incómodo escenario de sólo tener un cupo para dos excelentes corredores y ante la vulnerabilidad de una FEC que carga con un pesado equipaje de malas decisiones propias y de sus predecesores, estamos en el peor escenario posible: uno de acusaciones, confrontación y en el que el todavía débil e incipiente ciclismo ecuatoriano se devora a sí mismo. La conversación que tenía que haber sobre el seleccionado olímpico se ha empañado y se ha trastocado en trifulca, con actores de todas partes entrando a última hora, y eso no es beneficioso ni para los corredores ni para el deporte.

Marcelo Hernández

Únete al canal de WhatsApp de Ciclismo Internacional

Puedes encontrarnos en Instagram

¿Te gusta lo que hacemos? síguenos en @CiclismoInter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2024 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

8 pensamientos sobre “Carapaz arremete contra su Federación por el cupo a Juegos Olímpicos

  1. Realmente es un tema controversial. Aqui el culpable de todo esto es la Federacion de Ciclismo que no supo planificar con la debida anticipación el “reglamento” y no hacer la gestion de los cupos libres en el moneto adecuado.

    Lamentablemente los sesgos principalmente hacia Richard (que es idolatrado en el pais), influyen en una mala actitud por parte de cietos fanaticos en contra de Jonathan. Si la decision se la debiera tomar en este momento, el logico candidato a competir en Paris sería Narvaéz, sin embargo Carapaz tendrá su pico de forma en el tour, y los olimpicos son una semana después.

    Pero siendo objetivos, el perfil de Paris, se ajusta un poco mejor al tipo de cilcista como lo es Jonathan, sin embargo eso no asegura que vaya a luchar por la medalla, al igual que Richard, que no estaba dentro de los favoritos para la medalla de oro de Tokyo.

    Creo que la decisión debe ser salomónica, Jonathan a los Olimpicos y Richard al Mundial. Y opjala ambos logren un buen papel.

  2. Esta temporada se ha visto a un Narvaez en mejores condiciones para una carrera como las olimpiadas, ambos son grandes corredores pero el simple hecho de que Carapaz sea el campeon defensor no lo acredita a llevarse el cupo olímpico.

  3. Desde fuera se ve a un Carapaz muy arrogante y sin tener razón, además de muy mal compañero. No sé cómo lo verán los ecuatorianos allí pero Narváez es muy superior a Carapaz en un recorrido como este.

  4. Lo lamento por Carapaz, es el campeon actual, pero el recorrido al final tiene tres cotas adoquinadas, es un recorrido ideal para Van der Poel, Pedersen o Van Aert, y ya Narvaez nos ha demostrado que si bien no les ha podido ganar, si les ha dado mucha pelea a esos tres en diferentes carreras, es un perfil perfecto para el, tanto asi como Carapaz podria llegar con el ritmo del Tour, Narvaez llegaria fresco, su actitud me parece un poco arrogante con todo el respeto.

    Y pues tampoco seria nada nuevo en el, en la Vuelta en 2021 se retiro temprano para no ayudarle a Egan al ver que no iba a pelear la carrera y en 2022 en vez de ayudar a Carlos que estaba en el podio en esa Vuelta a España prefirio buscar la gloria individual, lo vino a ayudar cuando estaba lleno de sangre por una caida, y no lo comento por las 3 etapas que gano, si no que cuando uno podia pensar que podria estar de escudero en las demas, no lo estuvo, como un Kuss a un Vingegaard.

  5. Las reacciones de Carapaz son una muestra de su arrogancia. Ya lo había mostrado al llegar al EF, cuando dijo que “ahora si se iba a tener un verdadero líder” menospreciando lo que ciclistas como Rigoberto Urán habían realizado en las temporadas anteriores. Y cuál ha sido el resultado: hasta el momento nada para mostrar. Vive de lo pudo llegar a ser y el cree que es. En este momento lejos y sin discusión Jhonatan Narvaez debería ser el elegido, nos solo por su actualidad como ciclista sino por su calidad como persona es.

  6. Se evidencia mucho orgullo y ego y tal vez por ello la FEC debería dejar que Richard los represente ya que como el mismo dice “ese puesto me lo he ganado” en sintonía con ese ímpetu deberían decirle “si señor, vaya usted y no vuelva si no es para traernos la segunda corona”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog

Descubre más desde Ciclismo Internacional

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo