Entrevista – Chris Hamilton, la estrella australiana del Sunweb Giant: “Sobre la bici se acaban los galones y las piernas mandan” – Ciclismo Internacional

Entrevista – Chris Hamilton, la estrella australiana del Sunweb Giant: “Sobre la bici se acaban los galones y las piernas mandan”

Por David Hunter

“Aún recuerdo el inicio de 2013, cuando estaba mirando los nacionales de pista y alguien me invitó a ver los de ruta. Yo iba a ser corredor de Mountain Bike y no tenía idea de qué se trataba, pero quedé fascinado con el público y el modo en que Durbridge triunfó. Así y todo, si alguien me hubiera dicho que yo estaría en la misma situación dos años más tarde como sub23, lo hubiera tratado de loco”. Así se presenta Chris Hamilton, la estrella aussie que viene.hamilton-1

Chris tiene apenas 21 años y se ha enfocado casi toda su vida en el Mountain Bike, hasta su reciente y maravilloso paso a la ruta. Es que se coronó campeón nacional de Criterium en 2015 y en carretera una temporada después, siempre como Sub23 y con actuaciones excitantes.

“Es obvio que en los nacionales uno siempre quiere mostrarse, así que llegué a tope allí. Mi entrenador y muchas personas más dijeron que debía creer en mí, y escuchar por todas partes que yo era favorito me cambió la cabeza. Fue una enorme satisfacción cuando conseguí la victoria, porque trabajé muchísimo en todo sentido”, comenta el “canguro” a ciclismointernacional.com.

Su éxito no pasó inadvertido y se ganó un hueco en el Uni-SA para el Tour Down Under. Allí finalizó 11° en la compleja etapa de Willunga Hill, codeándose con algunas de las estrellas del pelotón internacional, muestra de lo que puede venir en el futuro. “Me sorprendí a mi mismo porque no sabía qué esperar. Me encontré pensando que si yo estaba sufriendo los demás también, y que una vez sobre la bici, se acaban los galones y las piernas mandan. Entonces no importa si eres o no del World Tour”, analiza nuestro invitado.

“En el momento sufrí mucho y me centré en seguir ruedas, pero una vez que todo acabó, no podía creerlo. Aún cuando sólo yo recordaré que fui 11° y eso no suena genial, ese fue el día que me dí cuenta que tenía un futuro en el ciclismo profesional de ruta”, añade el flamante fichaje de Sunweb Giant.

Ahora su decisión de abandonar las “ruedas gordas” suena lógica, pero no lo fue inicialmente, cuando era una figura del circuito. “Lo que me motivó a cambiar por la ruta fueron los resultados en los mencionados nacionales y, por supuesto, la experiencia en el Down Under. Además, intenté durante años vivir del Mountain Bike y llegar a los JJOO de Río, pero no resultó, como sí lo hizo el ciclismo de ruta”, indica.

“Cuando me sumé al Avanti no tenía idea que habían catapultado tantos corredores al World Tour (NdR: 10) y aproveché la libertad que me dieron para seguir en el Mountain Bike. Afortunadamente me quedé con ellos y descubrí mi camino”, prosigue el brillante atleta.

Cosas del destino, Hamilton recaló en una de esas estructuras en las que todo joven quiere estar. Bajo las órdenes de Andrew Christie-Johnson, se han cansado de “fabricar” estrellas, motivo por el que, dicho sea de paso, suena extraño que se les dificulte encontrar un patrocinador fuerte. “No conozco mucho del ambiente y otros conjuntos, pero Avanti es sensacional. Me trataron de maravillas desde el principio y es así todo el tiempo. Además, siempre están atentos y si fallas te lo dicen enseguida, porque todo se trata de crecer. No me alcanzan las palabras para agradecerles”, sostiene.

Pero no todo el 2016 ha sido un cuento de hadas para el australiano. “Me atropelló un coche y terminé con las costillas rotas, un pulmón perforado y la muñeca destrozada. Como es usual entre los deportistas, una semana después estaba sobre el rodillo, pero hice mucho caso a los médicos. Fue un proceso largo y dos meses más tarde viajé al Tour de Japón, donde tuve una buena actuación que me permitió cerrar el proceso”, narra.

De más está decir que sus gestas trascendieron Australia y terminó firmando un contrato de tres años con el Sunweb Giant del World Tour, un paso enorme en su desarrollo. “Me han ofrecido ir de a poco, porque confían en mi potencial a largo plazo. Creo en mis condiciones y por eso acepté, así que no me importa si alguien dice que no merezco este hueco”, opina.

“En Giant saben de mi inexperiencia, les han convencido mis datos de entrenamiento y punto. Me estoy por mudar a Girona, donde viven los únicos profesionales que conozco. No puedo esperar”, zanja.

Con su futuro inmediato sellado, parece ridículo que alguna vez dudó sobre sus condiciones, pero así fue. “Cuando era Junior no era bueno y sólo quería impresionar a mi padre. No fue sino hasta los 19 años que gané una carrera, atacando a 70 kilómetros de meta. Esa fue la primera vez que disfruté el ciclismo, luego fiché por Avanti y el resto ya lo saben”, relata.

 

Lejos de su pasado incierto, Hamilton se muestra como un hombre confiado. “Creo que lo soy. Cuando corro siempre creo que es importante saber dónde estoy parado, si tengo un buen día o no, si estoy entrenado… además he mejorado al manejar la presión. Veremos cómo lo hago en el World Tour”, tira.

A punto de dar un salto enorme y con casi nada de experiencia en la carretera, Chris tiene claro por dónde debe empezar a fortalecer sus atributos. “Debo trabajar mucho, principalmente en mi fondo. Nunca hice grandes cargas de trabajo, aunque no me preocupa porque hice buenas cosas sin acumular kilometros. Eso me indica que hay margen de progresión”, arranca.

“Al margen de eso, no creo que haya demasiados cambios. Por ejemplo, ahora estoy en el gimnasio para fortalecerme e impedir lesiones, algo que hice siempre”, continúa el magnífico prospecto de las Antípodas.

“Este año ha sido el de mayor desarrollo en mi vida. Nunca me había enfocado en una sola disciplina y eso me permitió aprender más, conocer mis límites o a manipularlos. En el Mountain Bike siempre era a tope, corriendo o entrenando, mientras que en la ruta no y eso me llevará a cambiar mi modo de competir”, acepta.

“¿Mi rutina? Bendigo tiene mucha vida ciclística y suelo repetir recorridos, pasando por Mt Alex, nuestra única colina. En lo que a las comidas refiere, desayuno cereales y frutas secas, mientras que los almuerzos incluyen ensaladas y pasta. Nada sorprendente”, dice.

Como todo ciclista, Hamilton tiene motivaciones para salir a sufrir cada día en las rutas. Y así lo reconoce: “Saltar al siguiente nivel ha sido mi principal motor. Jamás me permito quedarme en casa o entrenar más suave, aún si tengo un mal día, porque luego me sentiré peor por no haber salido”, empieza, y luego agrega: “Ahora firmé un contrato  y mi motivación será estar a la altura y sano, devolver la confianza depositada en mí”.

Fuera del ciclismo también hay vida, y Hamilton descubre parte de la suya. “No me gusta no hacer nada o mirar tv todo el día. Si debo descansar lo hago, pero si no, me encanta limpiar o arreglar mi auto, pasear el perro, cocinar o ir al gimnasio. Este invierno trabajé porque así lo quise en una empresa, pero eso no será posible más adelante”, confiesa.

El año próximo será muy importante en la vida de Chris Hamilton, que se mudará de Australia a España con tan sólo 21 años para correr en la máxima categoría. Su talento y amistades en Girona serán claves en su éxito, así como también el tiempo de adaptación. “Será un curso de aprendizaje y el tiempo está de mi parte. Mantendré los ojos abiertos, escucharé todo lo que quieran enseñarme- Me enfocaré en crecer aprovechando a mis experimentados compañeros y haciendo las tareas que me asignen”, se despide.

Seguramente Hamilton mostrará lo que vale. Y si es seleccionado para el Tour Down Under hay grandes probabilidades de que lo haga pronto, sobre todo porque ya está en forma, listo para empezar su aventura con Giant de la mejor manera.

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
%d